Por ejemplo, se calcula que la comunidad de Madrid cuenta con dos millones y medio de viviendas familiares que son responsables de una cuarta parte del consumo de energía de la región. Si contamos con que el 40% del consumo energético de los hogares corresponde a la climatización comprenderemos la importancia de un correcto aislamiento, que puede evitar las pérdidas de temperatura de entre un 20-50%. De hecho, según el Ente Vasco de la Energía (EVE), cada familia puede ahorrar 200 euros al año sólo cambiando las ventanas.

plan renove de ventanasSi vives en Madrid, Galicia, Cataluña, Navarra o el País Vasco, estás de enhorabuena. Tanto en Madrid como en Galicia ya van por el segundo plan Renove de acristalamientos, y la convocatoria está abierta estos días, así que diciembre puede ser el mes perfecto para decidirse a cambiar de ventanas de una vez por todas. En Cataluña hay tiempo hasta abril de 2010. En el País Vasco los plazos del primer plan se acaban de terminar, pero el gobierno autonómico está estudiando reanudar las ayudas con una nueva convocatoria. En Navarra el plazo se terminó en noviembre.

El proceso para disfrutar de la ayuda es casi transparente para el consumidor. Al igual que en otros planes Renove, como el de electrodomésticos, la ayuda la aplica directamente el comercializador sobre su propio presupuesto. Si quieres aprovecharte del plan tan sólo debes elegir un instalador de los que aparecen en los listados disponibles en las páginas web informativas de cada comunidad (que han publicado el contacto de todos los adheridos a la campaña). Él te realizará el descuento correspondiente, que le será reintegrado a su vez por la Comunidad correspondiente después de rellenar un formulario.

Las páginas oficiales también informan de las condiciones que deben cumplir las nuevas instalaciones pero, en general, se aplican a ventanas con doble acristalamiento térmico reforzado, y, en las carpinterías metálicas, a aquellas con rotura de puente térmico (es decir, las que llevan intercaladas un material que dificulta las buena propiedades conductoras del metal). Las cuantías varían según la comunidad. Por ejemplo, en Galicia la subvención alcanza el 25% del coste total de la obra hasta un máximo de 5.000 euros por vivienda unifamiliar. En Madrid la ayuda es de 110 euros por metro cuadrado de acristalamiento, hasta un máximo de 10.000 euros por vivienda. En Cataluña y Navarra el máximo es de 3.000 euros por beneficiario.

Fuentes: Elaboración propia / cambiatuscristales.com / inega.es / eve.es / navarra.es / gencat.cat / espormadrid.es / europapress.es / noticiasdealava.com / consumer.es / flickr.com

Escribe un comentario