Varios fabricantes han sido adjudicatarios por concurso público de la distribución de estos packs de bombillas en más de doce mil comercios de toda España.

La iluminación en el hogar supone una quinta parte del consumo eléctrico total. La sustitución de la iluminación tradicional por las bombillas de bajo consumo permiten un ahorro de hasta el 80% de la energía. Además, se pueden reciclar en un 93%.

Este plan intenta acelerar el fin de las bombillas incandescentes, que está previsto de forma total para septiembre de 2012 según la normativa europea. El pasado mes de septiembre se dejaron de fabricar bombillas incandescentes de más de 100W aunque muchos fabricantes adelantaron la fecha. Para septiembre de 2010 se dejarán de fabricar bombillas de más de 75W, para septiembre de 2011 las de 60W y para 2012 las de 40W.

Las bombillas en stock en las tiendas se podrán seguir vendiendo hasta que se agoten, lo que puede tardar varios meses desde el cese de su fabricación, pero lo que es seguro es que para el año 2013 las bombillas de toda la vida pasarán a ser parte de los museos, al menos en la Unión Europea. Cuando esto ocurra estaremos ahorrando el equivalente al consumo de energía de 11 millones de hogares en toda Europa.

Fuentes: Elaboración propia / mityc.es / elmercadodelavivienda.com / europapress.es

Escribe un comentario