¿Qué podemos hacer para estar a gusto en nuestras casas y oficinas?

Mantener una temperatura estable. Aunque lleguemos acalorados de la calle no es saludable programar el aire acondicionado a una temperatura muy baja. Los cambios bruscos de temperatura son los que afectan a nuestra salud, provocando dolores de garganta, jaquecas y enfermedades respiratorias. Para lograrlo lo mejor son los aparatos que cuentan con la tecnología Inverter, que ayuda a climatizar una estancia optimizando la energía y manteniendo una temperatura constante entre 24º y 26º.

Evitar utilizar el aire acondicionado durante la noche. En la medida de lo posible lo más recomendable es reducir el uso del aire durante la noche, ya que cuando dormimos nuestra temperatura baja considerablemente y podemos resfriarnos. Y si lo utilizamos en las noches más calurosas lo mejor es hacerlo en el modo FAN o VENTILADOR, que es mucho más suave.

Humedecer el ambiente. La principal causa de los dolores de garganta en verano es la sequedad del ambiente combinada con el frío del aire acondicionado. Para evitar este problema puedes colocar un recipiente con agua en las habitaciones. Así, el ambiente estará menos reseco y evitarás las molestias que eso supone.

Escribe un comentario