Ventajas de las Empresas de Servicios Energéticos

Las ventajas que proporcionan las Empresas de Servicios Energéticos a sus clientes tienen que ver con un concepto del que se habla mucho en el entorno de crisis económica en el que nos encontramos: “competitividad”; fundamentalmente podemos apreciar cómo mejora la competitividad de aquella empresa que apuesta por una ESE en tres puntos clave: 

– La contratación de una ESE permite la involucración de expertos en un área secundaria del negocio como la energía.

– Permite a su vez la atracción de financiación externa para la renovación energética, sin incrementar endeudamiento ni detraer capacidad de inversión en el core business de la Organización.

– Y permite finalmente ganar en rentabilidad, al reducir a corto, y especialmente a medio y largo plazo el peso del gasto energético en la cuenta de resultados de la Organización.

Sin embargo, la penetración de las ESE en el mercado está siendo más lenta de lo que cabría esperar. Ello está relacionado, a mi entender, con otro concepto en boca de todos en este entorno turbulento que vivimos: la “confianza”.  Y es que los proyectos de Servicios Energéticos, por su propia naturaleza, generan cierta desconfianza en los posibles clientes. Algunos ejemplos:

– La sensación de pérdida de control sobre las instalaciones de uno mismo.

– El miedo a firmar de antemano un contrato a varios años entre la ESE y el cliente que contemple todas las contingencias que puedan darse.

– La incertidumbre de que verdaderamente se puedan alcanzar los ahorros esperados, y éstos redunden en un beneficio económico para el cliente. 

Pues bien, existen fórmulas sencillas de generar la confianza necesaria para vencer estas barreras: empresas capacitadas y con experiencia probada para realizar proyectos ESE exitosos, modelos de contrato testados que protegen al cliente, expertos independientes acreditados en verificación de ahorros…

Como en otros ámbitos de la economía, generar confianza es una de las claves para el crecimiento del sector de los servicios energéticos. Y comunicar los pasos que ha ido dando el sector para crear dicho marco de confianza, una tarea en la que empresas, asociaciones y la propia Administración deben volcarse. Ese es el camino para mejorar la competitividad de los clientes.

Fuentes: Twenergy / imagen: Creara

Escribe un comentario