Recordemos que todos estos consejos para ahorrar energía supondrán, en caso de trabajar con un equipo portátil con batería, una mayor duración de ésta.

El protector de pantalla
No es un sistema de ahorro de energía. Es más, en la mayoría de las ocasiones aumenta su consumo, sobre todo los que son muy animados o con muchos efectos. Es preferible apagar la pantalla.

Apagar la pantalla
Es el protector de pantalla ideal. Esta opción nos permite desactivar la pantalla cuando hace mucho tiempo que no estamos haciendo nada y ahorrar energía. El equipo sigue funcionando y trabajando en lo que estuviera haciendo.

Apagar los discos duros
Cuando lleven un tiempo sin utilizarse se pararán los motores de los discos duros y, por lo tanto, se reducirá de forma muy importante su consumo de energía. Cuando se vuelvan a requerir se pondrán en marcha solos.

Pasar a inactividad
El estado de inactividad (conocido también como suspensión) supone que el ordenador se queda «dormido» y por lo tanto no hace nada, todo queda parado y a la espera de ser «despertado». Requiere un poco de energía para mantener la memoria y unas funciones mínimas. 

El sistema hiberna
El estado de hibernación es similar al de inactividad pero guarda una copia de la memoria en el disco duro de modo que no necesita ninguna energía. Lo podemos desenchufar. Es recomendable para periodos largos sin uso.

Fuentes: Elaboración propia

Author

Escribe un comentario