Cómo optimizar el ventilador del ordenadorUno de los principales problemas que ocurre cuando estamos usando nuestro PC durante un largo período de tiempo, es el sobrecalentamiento; dando lugar a que, en ocasiones, el ordenador se apague por completo sin la posibilidad de recuperar toda aquella información en la que se estaba trabajando. Para evitar este tipo de inconvenientes, los ordenadores siempre llevan consigo al menos un ventilador, también conocido como Cooler.

Como su nombre indica, su función primordial es ventilar y disipar el calor generado por los componentes electrónicos que conforman un ordenador; como consecuencia obtenemos un mayor rendimiento y, por tanto, un ahorro energético, ya que si sometemos, por ejemplo; al microprocesador, a la tarjeta gráfica y a la fuente de alimentación, a funcionar a altas temperaturas, estamos ayudando a que aumenten las pérdidas de energía durante su trabajo alcanzando, por tanto, un consumo de energía más elevado de lo normal.

Un inconveniente que se produce es el ruido que genera nuestro ordenador, la razón es muy sencilla, el ventilador lleva consigo un eje que si no se mantiene limpio y engrasado no gira con facilidad, obstruyéndose, dejando de funcionar correctamente y, por tanto, contribuyendo a alcanzar altas temperaturas de trabajo. Por lo que debemos ser conscientes de la importancia que conlleva una limpieza y mantenimiento adecuado de todo el sistema.

Optimización del ventilador

Hoy en día existe una aplicación informática llamada SpeedFan, encargada de monitorizar los voltajes, la velocidad de giro del ventilador y las temperaturas del equipo. Esta aplicación permite el acceso a los sensores digitales de temperatura y cambiar la velocidad del ventilador para adaptarse, de esta forma, a las condiciones requeridas por todos los componentes, reduciendo el consumo energético y obteniendo un gran ahorro económico.

Otra forma de optimizar el proceso de refrigeración del PC es a través de la incorporación de un disipador pasivo de calor, que consiste, generalmente, en un elemento de aluminio, el cual tiene un alto coeficiente de transferencia de calor, encargándose de transmitir el calor generado por el resto de componentes del ordenador al aire, que supuestamente se encuentran a una menor temperatura, es por ello que cuanto más superficie de contacto con el aire se tenga, mejor será la disipación de calor.

La calidad de este elemento, dependerá del número de láminas de aluminio que presente, sin la necesidad de tener un ventilador trabajando al 100% de su capacidad. De este modo se aprovecha la transmisión de calor por conducción a través de la superficie aportada por dicho disipador pasivo.

¿Te animas a mejorar la eficiencia energética de tu equipo?

Fuentes: Twenergy / Taringa! / DominaLaReparacióndePC / Flickr

Author

Escribe un comentario