“Gasinera”. Nos tendremos que acostumbrar al término pero las nuevas estaciones de servicio con surtidor de gas natural comprimido ya están aquí. Vienen de la mano de la compañía Endesa y su aspecto y funcionamiento se asemeja al de cualquier surtidor convencional de gasolina o gasóleo. La manguera, eso sí, es hermética pero repostar es igual de fácil y además mancharse es imposible.

De momento, los afortunados con estas estaciones de servicio son los vecinos de Palma, donde este tipo de surtidores ya funciona con total normalidad. El gas se comprime hasta los 200 bares para reducir su volumen y pasa de manera segura y limpia a los depósitos de los vehículos instalados a tal efecto.

Automóviles comerciales, autobuses, camiones y taxis ya pueden transformar sus vehículos y empezar a comprobar las ventajas de este sistema de combustible alternativo.

Las ventajas del gas natural comprimido

Conocido por su acrónimo, GNC, este combustible vehicular que se revela como alternativa a la gasolina y el gasóleo, cuenta con una serie de ventajas sobre éstos que merece la pena valorar:

La adaptación de los vehículos, que no vengan ya preparados de fábrica, se consigue fácilmente instalando un sencillo kit de conversión que además permite conservar una condición dual, de tal manera que se puede seguir utilizando combustible convencional si es preciso.

Se trata de una combustión limpia, que no emite cenizas ni partículas sólidas a la atmósfera lo que favorece por un lado el alargamiento de la vida del motor y por otro que sus emisiones, tanto de gases contaminantes como de efecto invernadero, sean mucho más reducidas que las de los combustibles sólidos.

Gracias a las ayudas fiscales, este combustible llega en algunos casos a costar hasta un 50% menos que la gasolina lo que conlleva un considerable ahorro para el usuario final.

Aunque de momento aún cuesta encontrar surtidores de gas natural, con todas estas excelencias esperemos que dentro de poco sea una alternativa al alcance de cualquier ciudadano.

Author

Escribe un comentario