Crear un buen producto, especialmente si es eléctrico, no es tarea fácil. El software tiene que ser claro e intuitivo, y el hardware duradero, sin dejar de ser atractivo. En este caso, a una bombilla de 50 W y 600 lúmenes se le suman las posibilidades que ofrece poder conectarla a la Red. El pack básico incluye tres bombillas y un puente inalámbrico para facilitar que las bombillas se comuniquen con el teléfono a través del router.  El precio ronda los 200 euros.

Ventajas de los Philips hue

Una de sus principales ventajas es su sencillez de instalación.  Comenzar a usarlo es tan fácil como poner las bombillas, conectar el puente inalámbrico y descargar la aplicación para el móvil. Una vez se enciende el puente inalámbrico, que soporta hasta 50 bombillas, éstas quedan automáticamente enlazadas y se puede empezar a manejar las luces.

Además, es un accesorio muy bien pensado. Por el hecho de ser una bombilla LED, el producto ahorra el 80% de energía respecto a una bombilla incandescente. También presenta otras ventajas como ajustar los tonos de luz según los colores de una fotografía, o poder modular los tonos en función de las horas del día. Estas cualidades podrían ser útiles para ayudar a facilitar el descanso o activarnos, por ejemplo, sabemos que la luz roja nos activa, y la luz con tintes azules facilita el sueño. Otra posible aplicación sería  como medida de seguridad, de manera que se enciendan las luces en remoto cuando estamos de vacaciones y así parezca que la casa está ocupada.

La domótica

La domótica se está generalizando poco a poco en los edificios. Si bien es cierto que en los últimos años no termina de despegar (debido probablemente al difícil momento económico del país), el futuro va de la mano de este tipo de tecnologías. Convertir una casa en un hogar inteligente supone un desembolso importante,  por lo que no sólo hay que pensar en la nueva construcción, sino en cómo modificar la actual sin sustituir la instalación eléctrica.

Iniciativas como esta piensan en los que ya tienen casa. Utilizando la energía de una instalación ya existente y mediante la comunicación de datos de la red wifi preinstalada en una casa se aprovechan los recursos que se encuentran normalmente en cualquier vivienda.

Por su parte, el Instituto Tecnológico de Óptica, Color e Imagen  está trabajando en proyectos muy interesantes capaces de controlar todos los aparatos electrónicos instalados en un hogar “inteligente” a través de cualquier dispositivo con acceso a Internet, ya sea a través del teléfono móvil  o de una tablet. De esta forma, no será necesario utilizar un mando para cada aparato y se simplifica la programación de los distintos sistemas de la casa. Para facilitar la interacción, se puede incluso combinar la realidad aumentada y la televisión interactiva, reduciendo así tanto el esfuerzo de la persona como la complejidad.

Este proyecto entra dentro de los planes de acercar las nuevas tecnologías a la población en general, pero resulta de especial ayuda para aquellos usuarios que, debido a alguna discapacidad, pueden encontrar dificultades para abordar algunas actividades como el manejo de las luces, las persianas, etc… Actualmente existen otras tecnologías que controlan estas funciones mediante SMS, de esta manera si algo sucede en casa es posible recibir un aviso en el móvil. Otras compañías han desarrollado su propio software para que estas funciones  se controlen por voz o cámaras IP.

Buscamos en la domótica mecanismos de control que permitan consumir la energía justa sin disminuir el confort. Iniciativas como esta no sólo fomentan la evolución desde bombillas incandescentes a otras de bajo consumo, sino que dan el primer paso para que gestionemos mejor nuestro consumo de la energía.

Fuentes: TwenergyDiario Crítico CVPhilips HUE / Domótica Usuarios

Author

Escribe un comentario