Teléfono móvilSe trata de una lámina transparente con capacidad fotovoltaica que gracias a la luz solar permite la recarga total de la batería en tan sólo seis horas. En un sólo elemento aúna pues varias ventajas: utiliza una energía renovable y, además, va incorporado al teléfono móvil a modo de protector de pantalla sin provocar ningún inconveniente, ya que no incrementa el peso y, al ser diáfano, tampoco impide la visión de la pantalla.

El revolucionario material, que previsiblemente saldrá al mercado en 2012, es capaz de absorber la energía solar y transmitirla a la batería de manera paulatina, a medida que ésta se consume, de tal manera que la famosa frase «batería agotada», que precede al desfallecimiento total del teléfono, no se vuelva a reproducir nunca más.

Además del beneficio particular, globalmente el ahorro energético que puede suponer la popularización de este sistema, teniendo en cuenta que el parque de teléfonos móviles en el mundo se estima en 2.000 millones de unidades, podría equivaler a la energía producida por una central nuclear.

Y la cosa no ha hecho más que empezar, las posibilidades de este compuesto fino y transparente son infinitas. Flexible y capaz de adoptar el tamaño preciso, se puede utilizar en múltiples superficies sin alterar su aspecto. Cualquier pantalla, metacrilato o cristal es un soporte potencial para generar electricidad limpia. El límite es la imaginación… y el coste.

Fuentes: Twenergy / Muy Interesante / La Vanguardia / wysips.com/ / Flickr

Author

Escribe un comentario