PingüinosHay muchas formas de ahorrar energía en el consumo de aire acondicionado en hogares y oficinas, pero la más sencilla es la que nos invitan a practicar los jugadores de la selección española con la campaña de concienciación sobre ahorro energético de este año. No es necesario estar pasando frío, hay que adecuar la temperatura a nuestras necesidades. Cada grado extra de frío supone un 7% más de consumo.

Esta necesidad de frío puede ser subjetiva, pero en la mayoría de las ocasiones el aire acondicionado se usa a una temperatura inferior a la recomendada. La temperatura de confort suele ser de 23 a 25 grados, aunque en edificios públicos se exige su uso a 26º por motivos de ahorro energético. Esa temperatura es más que suficiente si vamos adecuadamente vestidos teniendo en cuenta la estación en la que nos encontramos.

Cambios en el código de vestimenta

Se empiezan a plantear alternativas. La más polémica surgió en el debate del Pleno del Congreso, en el que el ministro de Industria, Turismo y Comercio planteó dejar de usar corbata, incluso en actos oficiales.

Algunas empresas empiezan a cambiar su política permitiendo una indumentaria más flexible con el objetivo de mejorar el ahorro y eficiencia energética. «Es fundamental adaptarse a la época del año en la que estamos«, comenta el director de una empresa que está siguiendo este ejemplo. La nueva actitud implica tanto a la vestimenta, como a la alimentación.

Llevar un traje con camisa de manga larga, chaqueta y corbata hará que la demanda de aire acondicionado sea mayor. En cambio, en el mismo entorno de trabajo habrá personas que tengan que llevar a mano una prenda extra para no pasar frío.

Se trata de usar el sentido común y no pasar frío en verano ni calor en invierno. Aplicar nuestro sentido común nos puede hacer ahorrar dinero y evitar problemas para el medio ambiente, además de algún que otro resfriado debido a los cambios bruscos de temperatura.

Fuentes: Twenergy / Campaña de Ahorro de Energía del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio / RTVE / El Mundo / Flickr

Escribe un comentario