Y, ¿qué se entiende por servicios y software de gestión energética? En contraposición a soluciones de hardware, como serían las lámparas de LED o una caldera de biomasa, se refiere a soluciones basadas en software y en prestación de servicios de alto valor añadido.

Un informe de PikeResearch publicado a finales de 2011, estima que el mercado norteamericano de servicios y software de gestión energética crecerá entre 2012 y 2020 a tasas anuales superiores al 20%.

¿Y cuál es la situación en España? Comencemos por los grandes números; según datos de la CNE, existen aproximadamente 100.000 clientes con contratos de media o alta tensión, que consumen aproximadamente el 50% de la electricidad, y otros 1,5 millones de PYMEs que consumen otro 20%. El resto serían clientes domésticos.

¿Cuáles serán las motivaciones de estos clientes para invertir en servicios y software de gestión energética? He encontrado tres grandes motores para impulsar este mercado;

– Motivaciones de precios: incrementos en los precios de la energía o en otros costes (ej. materias primas) pueden impulsar a adoptar soluciones de gestión energética para no perder competitividad.

Motivaciones de sostenibilidad; relacionadas con la adopción de una imagen de organización más “verde”, ya sea por propia iniciativa,  impuesta por clientes a sus proveedores, o por matrices a sus filiales.

Motivaciones  regulatorias: especialmente la Unión Europea ha sido pionera en promover la eficiencia energética entre sus países miembros, y medidas como las incluidas en la Directiva 27/2012 de Eficiencia Energética referentes a auditorías energéticas, sistemas de gestión energética certificados o contadores inteligentes actuarán como motores del mercado.

El desarrollo del mercado de servicios y software de gestión energética tiene implicaciones positivas a varios niveles:

– Para los clientes de dichas soluciones, que gracias a pequeñas inversiones pueden capturar importantes ahorros energéticos y tener una visión completa de las medidas a llevar a cabo para optimizar su coste de energía.

– Para el desarrollo de un nuevo sector altamente cualificado, intensivo en capital humano y con capacidad para generar empleo de calidad en los próximos años.

– Y finalmente para el país, ya que el desarrollo del mercado de servicios y software de gestión energética debe contribuir a una menor dependencia energética exterior.

Cabe esperar por todo ello que el mercado español de servicios y software de gestión energética tenga un futuro alentador durante los próximos años. Sería una gran noticia.

Fuentes: Pikeresearch / CNE / Flickr

Escribe un comentario