1. Reduce el brillo de tu pantalla

El monitor es uno de los principales consumidores de batería de nuestro portátil. Por esta razón, una buena forma de ahorrar energía es reduciendo la intensidad del brillo de nuestro monitor. Poner un fondo de pantalla en tonos oscuros con una intensidad de brillo media-baja también nos ayudará a que nuestra batería aguante un poco más.

2. Desactiva la conexión Wi-Fi y el Bluetooth cuando no los utilices.

Los recursos inalámbricos suponen un gasto innecesario de batería si no los necesitas. No abuses de ellos si tu batería está a punto de agotarse.

3. Desconecta los dispositivos externos del portátil

Tarjetas de memoria, memorias USB, discos duros externos, etc. Sólo por el hecho de estar conectados al ordenador, emiten una señal que consume energía extra. En cuanto al ratón, es mejor utilizar el táctil (el que lleva incorporado el ordenador) y no uno conectado por USB.

4. No abuses del DVD

La unidad de DVD es otro de los elementos de tu portátil que mayor energía consume, por lo que no es recomendable abusar de ella. Dejar un DVD introducido en el lector no es una buena idea si tu batería está en los mínimos. El sistema de Windows lee los contenidos del lector cada vez que abres un Explorador de archivos, lo que supone un gasto de energía.

5. No realices muchas tareas a la vez

La multitarea consume demasiado. Cuantas más operaciones realices, tu portátil más exigirá al procesador y más batería consumirá. Si tienes 30 programas abiertos (uno buscando, otro actualizando, otro analizando los archivos abiertos, etc.), el disco duro tendrá que funcionar constantemente. Ten en cuenta también que los juegos y los vídeos consumen mucha batería.

6. Usa la función hibernar

Si no vas a utilizar el ordenador por un tiempo, elige el modo hibernar, es el más eficiente en cuanto a ahorro de energía. Con el modo suspender el ordenador no se apaga completamente y el procesador continua trabajando, lo que hace que necesite mucha energía. Con el modo hibernar, antes de cortar la energía del portátil, todos los documentos y programas abiertos se guardan en el disco duro.

Fuentes: Twenergy / Consumer / Flickr

Escribe un comentario