Estos son nuestros trucos para ahorrar combustible:

1. Compra on-line. Si cada uno de nosotros coge el coche para hacer la compra, hacemos mucho más gasto que si “compartimos” la furgoneta en la que nos entregan el pedido. Tú te ahorras 2 viajes en coche y el medio ambiente se ahorra un montón de emisiones de CO2.

2. Comparte tu coche. Hay empresas que se dedican a poner en contacto a la gente que necesita viajar.  Si hay alguien muy cerca de ti que quiere ir a la misma ciudad, el mismo día ¿por qué no compartir gastos y conversación?

3. Disfruta del viaje. Está demostrado, cuando más corres, más combustible gastas. Así que si tienes que hacer un viaje levanta el pie del acelerador y disfruta del camino.

4. Baja revoluciones. Evita los acelerones y cambia de marcha antes de las 2.500 revoluciones en el caso de los diésel y de 3.000 revoluciones en el caso de los motores de gasoil.

5. En primera, sólo para arrancar. Cambia rápidamente a segunda y estarás ahorrándole un gran esfuerzo al motor y al depósito.

6. Apaga el motor. Si vas a permanecer un rato parado es mejor que apagues el motor y vuelvas a arrancar cuando lo necesites.

7. Para en ambar. Anticiparte a un semáforo en rojo te permitirá ir reduciendo progresivamente de velocidad. Este pequeño gesto, puede ahorrarte mucho dinero al cabo del año.

8. Camina. Muchas veces cogemos el coche para trayectos muy pequeños. ¡Deja el coche aparcado y date un buen paseo!

Pon en marcha nuestros trucos y ya nos contarás si notas el ahorro de gasolina.

Escribe un comentario