Categoría

Biomasa

Las energías renovables son aquellas energías que provienen de recursos naturales que no se agotan y a los que se puede recurrir de manera permanente. Su impacto ambiental es nulo en la emisión de gases de efecto invernadero como el CO2.

Dentro de éstas, llega con fuerza la energía generada por biomasa: un combustible natural que supone una fuente renovable de energía. La materia empleada procede de los residuos forestales por lo que, además, esta energía alternativa ayuda al reciclaje.

Descubre en esta sección todo sobre la energía más verde que se encuentra en pleno auge a nivel mundial.

Los biocarburantes son combustibles producidos a partir de la materia orgánica que procede de cultivos, residuos agrícolas, forestales, industriales y urbanos. Su uso permite reducir el consumo de los combustibles tradicionales, cumpliendo con los compromisos impuestos por la Unión Europea, además de fomentar el sector agrario.

El biogás en Argentina ya no es una mera promesa, sino que se ha convertido en una alternativa energética real. ¿Queda mucho camino por recorrer? Sí, pero miles de hogares ya están disfrutan de los beneficios de la biomasa.

Los quemadores son la parte de las calderas donde se produce la mezcla del combustible con el aire, así como el encendido de la combustión. Cuando se utiliza biomasa como combustible en vez de utilizar gasoil, gas o carbón se debe emplear un quemador específico de biomasa.

En los últimos años se ha popularizado el uso de los pellets y las briquetas como biocombustibles a partir de biomasa y, de hecho, tienden a confundirse aun cuando se distinguen entre sí. Así pues, conviene diferenciar los múltiples tipos de biocombustibles sólidos forestales, entre los que se encuentran los que son producto de la transformación física de la biomasa arbórea, como las leñas, astillas, pellets y briquetas; y los que, además, también son transformados químicamente, como el carbón vegetal.

Deforestación. Oímos esa palabra y nos ponemos a temblar. Pero alto ahí. Tenemos buenas noticias: la naturaleza cuenta con ciertas reservas o sistemas donde almacenar y liberar el tan codiciado carbono. ¿Por qué es codiciado el carbono? Porque su pérdida (convertido en dióxido de carbono, uno de los gases del llamado efecto invernadero) es uno de los principales problemas que acarrea la temida deforestación. ¿Y dónde tenemos esas reservas que contrarrestarán este fenómeno? En los bosques de la zona amazónica y los bosques andinos. ¡Bingo!