Adiós a más de 400.000 litros de diésel

Este proyecto, que ha sido financiado por la American Samoa Economic Development Authority (la agencia de protección ambiental de los Estados Unidos), ha conseguido que la isla abandone el consumo de nada menos que unos 1.100 litros de combustible diarios, con la emisión de gases de efecto invernadero que ello implica y su efecto negativo con el calentamiento global.

Al mismo tiempo, el beneficio del proyecto liderado por Tesla también se extiende al plano económico. A fin de cuentas, Ta’u había de consumir, transportar y almacenar casi 414.400 litros de diésel al año, lo que supone unos costos muy elevados. No podemos olvidar que la isla se encuentra ubicada a más de 6.000 kilómetros de la costa oeste de Estados Unidos.

Los responsables de la compañía no han planteado esta experiencia como un proyecto piloto, sino más bien como la prueba irrefutable de que es posible abandonar los combustibles fósiles apoyándose en las energías renovables y, de esta manera, reducir la huella de carbono.

Entre los principales beneficios de la actuación de Tesla destacan:

  • Aprovechamiento de las energías renovables

  • Reducción de la emisión de gases de efecto invernadero

  • Ahorro de costos derivados del transporte del diésel

  • Eliminación de los cortes de energía cuando se retrasaban los buques con el gasoil

Fuentes: Elaboración propia / Solarcity 

Recomendación musical: ACDC- High Voltage

Escribe un comentario