1. Circula por la derecha. Al contrario de lo que cree mucha gente, las bicicletas deben circular en el mismo sentido que los vehículos.

2. Colócate correctamente. En espacios urbanos, deberás circular por la calzada pegándote lo máximo posible a la derecha manteniendo una distancia de seguridad de 1 metro respecto a los peatones. Cuando salgas a carretera debes ir por el arcén, si hay.

3. Asegúrate de que se te ve bien. Especialmente por la noche, pero también por el día debes asegurarte de llevar ropa y accesorios reflectantes, además de llevar las luces puestas.

4. Señaliza tus movimientos. Asegúrate de que todos los coches han visto tus señales antes de girar. Si señalizas estirando un brazo, significa que girarás hacia ese mismo lado. Si lo haces con el brazo doblado significará que girarás hacia el lado contrario. Ejemplo: Si señalizas con el brazo derecho doblado, girarás a la izquierda.

5. Lleva casco. Los ciclistas que salen a carretera ya están más habituados a él. Pero si eres de los que usa la bici para trayectos cortos y urbanos, también debes acostumbrarte a llevar casco.

6. Protege a los menores. Llevar a un menor de 7 años en tu misma bici está permitido, siempre que seas mayor de edad. Pero asegúrate de estar usando una silla homologada y ponerle casco.

7. Circula en fila india. Aunque es cierto que está permitido ir 2 bicis en paralelo cuando la visibilidad y el tráfico lo permitan, lo mejor es que circules en fila india. Facilitarás el adelantamiento a los vehículos y aumentarás tu propia seguridad.

8. No uses auriculares. Muchos ciclistas van de camino al trabajo escuchando música con auriculares. Pues bien, esto además de ser muy peligroso porque te impide estar atento a la circulación del tráfico, está sancionado con una multa de 200€.

9. Olvídate del móvil. Muchos ciclistas tienen accidentes por intentar contestar el móvil mientras siguen circulando. Si recibes una llamada, párate si quieres atenderla. ¡Pero lo mejor es que disfrutes del viaje y te olvides del móvil!

10. Respeta a los conductores. Puede que muchos conductores no te respeten a ti, pero tú debes respetarles a ellos. Recuerda que cuando vas en bici tu cuerpo es la carrocería. Asegúrate de hacerte ver, especialmente en los cruces y no te saltes las normas.

Escribe un comentario