La estructura que presenta un hoverboard es totalmente diferente a un monopatín eléctrico convencional: cuenta con un eje central que permite que sus dos ruedas tengan autonomía una de la otra. Esto facilita los desplazamientos hacia delante y atrás, movimientos hacia derecha e izquierda y los giros de 360º. La mayoría cuenta además con un motor 100% eléctrico, una batería y una superficie antideslizante donde se colocan los pies.

Un modelo muy interesante por su diseño compacto es el Monopatín eléctrico Hoverboard 2 de Monkey Balance (disponible en la tienda Twenergy). Integra dos motores alimentados por una batería que, cargada completamente, ofrece una autonomía de 15 a 20 Kilómetros, con una velocidad máxima de 13 kilómetros por hora. Además, incluye altavoces con conexión bluetooth para escuchar música al mismo tiempo que te mueves.

Otro hoverboard con altavoces integrados es el Patín Eléctrico Elements. Con un peso de 12 kilos, cuenta con una batería de litio de 36v y una potencia máxima de 351-500w. Alcanza los 30 kilómetros por hora y presume de una autonomía de 15 a 18 kilómetros con las baterías llenas. Para cargarlo, en 30 minutos se puede tener el 80% de las baterías.

Por otro lado, el Hoverboard Classic de Monkey Balance es otro modelo eléctrico que promete mucha diversión para grandes y pequeños. Con un diseño de lo más atractivo, este monopatín 100% eléctrico pesa 10 kilos y es muy fácil de manejar. Tiene una autonomía de 15 a 20 kilómetros, con una velocidad máxima de 10 Kilómetros por hora. Para cargar sus baterías al completo sólo se necesita enchufarlo durante 2 horas y media. ¡A rodar y que empiece la diversión!

Escribe un comentario