La fabricación de este auto demandó una inversión de cuatro millones de dólares y cuatro años de trabajo. El lanzamiento comercial será en noviembre, con un precio estimado de diez mil dólares. El Sero Electric es el sueño del empresario Pablo Naya, propietario de un concesionario de vehículos, en sociedad con otros inversionistas. 

El vehículo mide sólo 2,35 metros y su diseño está basado en el Movitron Teener italiano. El 85% de sus piezas son de origen nacional, salvo el motor, el controlador y el diferencial que no existe producción por el momento en Argentina. 

Los responsables del proyecto están tramitando un permiso especial para poder circular en el tránsito local. Actualmente en Argentina no existe una categorización para estos modelos. Existe en Europa y Estados Unidos, una categoría denominada L6 que permite la circulación de vehículos eléctricos de hasta 350 kilos y una velocidad máxima de 45 km/h.

Mientras tanto, el Sero Electric podrá ser utilizado en ámbitos cerrados con fines industriales, de seguridad, traslado en barrios privados y aeropuertos. Estos serán algunos de los usos que tendrá en Estados Unidos, su primer mercado de exportación, a partir del año que viene.

Para conocer más información sobre el proyecto, te invitamos a ingresar a la página.

 

Fuente: Sero Electric

Escribe un comentario