Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

El déficit hídrico

El déficit hídrico, es en pocas palabras, la falta o escasez de agua, por lo que el concepto está muy relacionado con la sequía o la escasez hídrica. Aunque hablamos de uno u otro indistintamente, en realidad, los tres conceptos en términos técnicos son diferentes.

deficit hidrico

Además están relacionados con lo que se denomina disponibilidad hídrica, es decir el equilibrio entre la oferta y la demanda de agua en el medio.

Diferencia entre los tres conceptos

Déficit hídrico: es aquella situación en la que el agua disponible no es suficiente para satisfacer la demanda

Escasez hídrica: es un evento natural en el que un río o una zona posee menor cantidad de agua que la esperada por promedios históricos en un momento dato. Es decir, son oscilaciones naturales de la cantidad de agua disponible que varia principalmente por retraso en deshielos u otras causas naturales.

Sequía: es aquella situación en la que existe un déficit hídrico suficiente que provoca daño en la vegetación y limita la producción de los suelos de la zona.

Consecuencias de un desequilibrio entre la oferta y la demanda de agua

Las consecuencias pueden ser muy diversas y afectar a diferentes sectores de la sociedad:

- Desacuerdos entre los usuarios sobre el uso y la cantidad de agua destinada a cada actividad

- Limitación del uso del agua, lo que obligará a modificar los hábitos o estilos de vida.

- Estrés hídrico en la vegetación o en los animales por falta de agua. Este es más acusado en la vegetación ya que no tiene la posibilidad de desplazarse para encontrar nuevas fuentes de agua. Se puede llegar a producir importantes pérdidas de seres vivos por migración o por muertes por deshidratación.

- Estrés hídrico en el agua existente, ya que esta puede verse sobreexplotada llegando incluso a contaminarse por un uso incorrecto.

Estas dos últimas consecuencias se suelen producir en situaciones de sequía, aunque cualquier situación de desequilibrio, dependiendo de la sensibilidad de medio, puede provocar serias consecuencias.

El agua es un bien necesario para el ecosistema natural, por lo que su falta puede originar problemas para todos los seres vivos que habitan en él. Sin embargo, debemos diferenciar entre aquellas situaciones naturales y sin riesgos (escasez hídrica), de aquellas que pueden suponer un problema (déficit hídrico) y de aquellas otras que son un grave problema (sequía).

Fuente: Flickr

¿Qué te ha parecido el artículo «El déficit hídrico»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

1 Comentario
Big img 0002

la verdad que parece increíble que sigamos despilfarrando agua, parece que como cae del cielo, no se nos va a acabar nunca!!! es triste la verdad.

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2017