Si estás pensando cambiar tu cocina actual es posible que tengas tres opciones en mente: inducción, gas o vitrocerámica. Por ello, en este artículo queremos ayudarte a seleccionar la cocina ideal para tu hogar, sin olvidar el ahorro energético y el medio ambiente. ¿Estás listo? ¡Vamos allá!

Te ayudamos a elegir tu nueva cocina: ¿inducción, gas o vitrocerámica?

¿Eres de los que les gusta estrenar nuevas cosas en casa o simplemente estás reformando por necesidad? Sea cual sea tu caso, a continuación te compartimos los aspectos más importantes que te ayudarán a determinar qué es mejor: inducción, gas o vitrocerámica:

Rapidez

Cocina de inducción y vitrocerámica

Nuestra comparativa entre cocinas inicia con un aspecto que para muchos es el más importante: la rapidez en calentar. Para ello, tomaremos de ejemplo el hervir agua, algo muy común en la cocina y que, por supuesto, esperamos que suceda en escasos minutos.

Las cocinas de inducción tardan menos de 6 minutos en llevar a ebullición un litro y medio de agua, mientras que para hacerlo con la vitrocerámica deberás esperar al menos 10 minutos y, con la cocina a gas, la espera supera los 11 minutos. Esto, como es obvio, repercute de manera crucial en el consumo energético.

Control del calor

Tanto las cocinas de inducción como las de gas generan calor de una manera prácticamente instantánea, algo que no ocurre con las vitrocerámicas convencionales, que por lo general están provistas de una placa de vidrio que separa la fuente de calor con el objeto que se quiere calentar.

Entre las desventajas de las cocinas de gas encontramos el difícil control del calor. Por su parte, en las cocinas de inducción este aspecto es totalmente contrario, ya que permiten generar la energía deseada y, además, se enfrían en menos tiempo.

Seguridad

Teniendo en cuenta el control del calor de las cocinas, es importante hablar acerca de las opciones más seguras (sobre todo si tienes niños o mascotas en casa). Por los motivos explicados en el punto anterior, las cocinas de inducción son las más seguras, ya que tardan menos en enfriarse y, además, aunque coloques la mano encima de sus placas, no te quemarás.

Limpieza

Al elegir cocina, piensa también en los complementos

La rapidez y la seguridad de la cocina que escojas son importantes, pero ¿qué hay acerca de su limpieza? Sin duda, en este punto las cocinas de inducción también se llevan el premio y es que, al solo contar con placas planas, bastará con que limpies su superficie al acabar de preparar tus comidas ¡y listo! Eso sí, ten en cuenta que deberás utilizar productos de limpieza específicamente diseñados para este tipo de cocinas.

Las cocinas de vitrocerámica deben limpiarse rápidamente para evitar que la suciedad se adhiera a sus placas y, además, deberás tener en cuenta el estado de las ollas o sartenes que utilices, ya que su fondo también podría afectar a las placas de la cocina.

Finalmente, las cocinas a gas son cero prácticas y rápidas de limpiar. Al tener tantos elementos sobre su superficie, este tipo de cocinas implican más tiempo a la hora de su limpieza.

Uso de recipientes específicos

En las vitrocerámicas y cocinas a gas puedes utilizar prácticamente cualquier recipiente (olla, sartén u otro). Sin embargo, este aspecto cambia por completo si hablamos de las cocinas de inducción.

El funcionamiento de las cocinas por inducción consiste en magnetizar los recipientes a su placa, motivo por el que debes utilizar ollas, sartenes, cazuelas u otros recipientes que estén específicamente diseñados para este tipo de cocina. Por ejemplo, aquellos recipientes fabricados con hierro, níquel o cobalto son admitidos para cocinas de inducción.

Precio

Si estás reformando tu hogar y deseas comprar una cocina nueva, el precio es otro de los factores que te hará dudar entre cocinas de inducción, gas o vitrocerámica. Por lo tanto, te recomendamos adquirir cocinas a gas si tienes un presupuesto ajustado.

Sin embargo, si tu presupuesto no es problema, nuestra recomendación son las cocinas de vitrocerámica, las cuales son relativamente baratas (si las comparamos con las de inducción, cuyo precio es elevado pero, como viste anteriormente, vale la pena invertir en ellas).

Impacto ambiental

Cocina de gas y vitrocerámica

Finalmente, entre la inducción, gas o vitrocerámica: ¿cuál es la mejor cocina para reducir el impacto ambiental? Si la intención es disminuir las emisiones de CO2, que tienen que ver con el cambio climático, lo mejor es, sin duda, el gas.

Las cocinas a gas solo emiten 200 gramos de CO2 por cada kWh. Eso sí, si vas a escoger este tipo de cocina, debes tener en cuenta el riesgo de los gases de combustión y comprarte una buena campana extractora.

Ahora bien, en cuanto a consumo energético, las cocinas de inducción son las más eficientes. Por lo tanto, si deseas ahorrar en tus próximas facturas de la luz, lo mejor será escoger esta opción.

¿Qué dicen los expertos?

Cocina de gas

Para los chefs profesionales la mejor cocina es la de gas. Esta opción es la única que permite cocinar empleando fuego, motivo por el que los expertos en cocina aseguran que es la mejor forma de conservar y maximizar los sabores de ciertos alimentos.

Asimismo, aseveran que a través de las cocinas a gas es posible conseguir texturas específicas en sus platos, lo cual es prácticamente imposible en cocinas de vitrocerámica o inducción. Ahora entenderás por qué las cocinas de los restaurantes son a gas 😉

Conociendo la comparativa entre cocinas de inducción, gas o vitrocerámica, ¿ya sabes qué cocina elegir?, ¿entre qué opciones estás dudando?: ¿inducción o gas?, ¿vitrocerámica o gas?

Déjanos tu opinión en los comentarios y, si has tenido experiencias con las cocinas anteriores, ¡compártela! Seguramente ayudarás a alguien a elegir la cocina de su nuevo hogar 🙂

3.7/5 - (3 votos)

1 Comment

  1. Por la escasa explicación pareciera fantastica pero no explica ni muestra la placa de vitroceramica claramente y para mi no esta claro el tipo de recipientes a utilizarse
    Se encuentran en argentina y donde se las puede ver

Write A Comment

Guardar en Pinterest