Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Nuevas vías del reciclaje: llega la revolución sachetera

David Bollero

¿Qué hacés con los sachets de leche? Esta es una cuestión que después de conocer la iniciativa La Sachetera, quizás, todos deberíamos preguntarnos, más aun considerando que una familia promedio consume entre 7 a 10 sachets de leche por semana. Se trata de un proyecto solidario y voluntario, creado entre otras por la diseñadora Goda Dodero, que recicla los sachets y confecciona productos que se donan a organizaciones que ayudan a personas de bajos recursos.

La SacheteraBolsas de dormir para las personas que viven en la calle, aislantes para proteger los colchones de los pisos y casa precarias o capas de lluvia para escuelas rurales son sólo algunos de los productos que se obtienen a partir de este original reciclaje.

La iniciativa arrancó en junio de 2012, cuando Dodero y el colegio Guiñazú de Pacheco  juntaron en dos semanas los 75 sachets que necesitaban para diseñar la una bolsa de dormir. El destino de aquella primera bolsa fue Un sol de Noche, una ONG que reparte comida y abrigo para gente de la calle. Desde entonces, el proyecto no sólo ha contribuido a mejorar un poco la vida de quienes menos recursos tienen, sino que también han ayudada a la concientización del reciclado entre nuestros jóvenes. Ello es posible gracias a los ‘días sacheteros’, es decir, encuentros organizados para compartir con grupos solidarios y amigos que deseen ayudar y aprender, así como a la recogida de los sachets de leche y yogur limpios por las casas y colegios.

¿Cómo se recicla este material? Lo primero que hay que hacer es abrir el envase por todas las partes selladas, lavándolo después con agua y detergente como si fuera un plato. El siguiente paso es su clasificación por tamaño –que normalmente se corresponde con la marca- para así almacenarlos y tenerlos listos para su confección, fase en la que se sellan o cosen. Todos los voluntarios participan en las labores de limpieza, selección, armado con costura y sellado. Para poder confeccionar uno de los productos estrella, la bolsa de dormir, se precisan 76 sachets y para realizar los aislantes, 63 sachets sellados con calor.

La Sachetera nació con vocación de expansión, de llevar su buena obra cuanto más lejos mejor. Precisamente por ello, todo el que quiera replicar el proyecto a su región no tiene más que llevarse consigo una muestra de todos los pasos para poder capacitar a nuevos voluntarios. Hasta ahora, casi todos los miembros son mujeres y buena parte de la expansión se ha producido a través de los colegios de sus hijos, pero la iniciativa solidaria no parece quedarse ahí. Ya cuenta con su página de Facebook y roza los 8.500 miembros. ¿A qué esperás para unirte a la revolución sachetera?

Fuentes: Dónde reciclo | Clarín | Mundo El Hornero | Sophia Online | El Comercio

¿Qué te ha parecido el artículo «Nuevas vías del reciclaje: llega la revolución sachetera»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

0 Comentarios

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018