Cargador de coches electricos

Empresas como Endesa o Enel son miembro de esta asociación, representando al sector eléctrico europeo dentro de esta asociación (junto con la irlandesa ESB y la portuguesa EDP).

CHAdeMO se ocupa de dos cuestiones fundamentales para el desarrollo del coche eléctrico: el lenguaje de comunicación entre el vehículo y el punto de recarga rápida, y de la conexión física de ambos (el conector). Mediante la estandarización de estas dos cuestiones se permite que tanto el vehículo como el punto de recarga sean los que gobiernen el proceso de carga rápida y pueda ser adoptado por cualquier fabricante.

La eléctrica japonesa TEPCO desarrolló el estándar basándose en un programa de pruebas iniciado en 2006 que ha empleado unos 300 vehículos eléctricos en Tokio y demostró que los cargadores rápidos son clave en las pautas de uso de los conductores.

Por su parte, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), que gestiona y coordina el proyecto de Movilidad Eléctrica del Gobierno, ha seleccionado como estratégico el proyecto «Quick» de Endesa para la implantación de infraestructura de carga rápida de vehículos eléctricos en España. El plan está diseñado para dotar de instalaciones de carga rápida, inicialmente, a los núcleos urbanos. La carga rápida en vías públicas constituye una solución complementaria a la carga normal en los hogares y las oficinas. Endesa podrá desarrollar tecnología propia a partir de este protocolo CHAdeMO para las futuras electrolineras, que permitirán la recarga hasta en quince minutos.

Endesa también participa en otros proyectos de integración del vehículo eléctrico en redes inteligentes como en SmartCity, DER-22@, REVE, y proyectos colaborativos de investigación como G4V -para evaluar el impacto a gran escala de su implantación en la infraestructura de red eléctrica y definir recomendaciones- y ELVIRE -pretende desarrollar la tecnología, soluciones y servicios necesarios para permitir la interacción continua entre los conductores de vehículo eléctrico, sus proveedores de energía y la red inteligente-.

Además, Endesa y el Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (Circe) de la Universidad de Zaragoza desarrollan el proyecto Crave, para diseñar un punto de recarga rápida que permita el almacenamiento de energía y la integración de renovables, de modo que ayude a la gestión del sistema.

Fuentes: Endesa / Europa Press / IDAE / flickr

Escribe un comentario