Los datos lo dicen todo: 400 kilómetros de autonomía, una aceleración de 0 a 100 kilómetros en menos de seis segundos y totalmente eléctrico. El Model 3 de Tesla se presenta como una berlina, una versión más compacta de su hermano mayor el Model S, con un diseño atractivo y espacioso, tecnológicamente mucho más avanzado y con un precio asequible que va desde los 35.000 a los 42.000 dólares, según extras. Otro detalle del diseño será su salpicadero, en el que una gran pantalla digital sustituirá al tradicional cuadro de mandos.

Para cargar las baterías del Tesla Model 3, es necesario utilizar una red de conectores de alta velocidad conocida como Supercharging, que permite cargar la batería en cuestión de minutos. En Estados Unidos es fácil encontrar estos puntos de carga colocados estratégicamente en centros comerciales, restaurantes y gasolineras, al igual que en Europa o en ciudades españolas como Gerona y Tarragona. Con todo, para facilitar el rodaje del Tesla Model 3, la compañía de Palo Alto espera ampliar esta red con 15.000 puntos adicionales de carga para cuando el coche esté en producción.

A 24 horas de su debut, la compañía californiana recibió más de 180.000 reservas en firme (con 1.000 dólares por señal). Una semana después de su primera aparición en público, el número de pedidos superó las 325.000 unidades. La última cifra que baraja la compañía de Elon Munks es de 373.000. La cantidad es tan desmesurada que triplica el número de coches que ha fabricado la marca en toda su historia (entre Model S y Model X). Para dar respuesta a esta gran demanda, Tesla Motors está construyendo una gran fábrica en el desierto de Nevada donde prevé producir como mínimo 500.000 unidades al año. Si todo va bien, Tesla Motors podría entregar las primeras 200.000 unidades a finales de 2017, y el resto en 2018.

Todo apunta que el Tesla Model 3 marcará un referente en el mercado de los coches eléctricos, provocando que otras marcas como Chevrolet, BMW o Nissan, principales rivales de Tesla Motors, apuesten por nuevos vehículos con mejor tecnología, mayor autonomía y unos precios más competitivos. ¿Llegará por fin la revolución del coche eléctrico?

 

Fuentes: teslamotors.com | diariomotor.com | autobild.es

Escribe un comentario