Hasta ahora, habíamos oído hablar de discotecas que aprovechan la energía que se desprende sobre la pista de baile para generar electricidad o de la instalación en Ámsterdam de una “carril bici solar”, pero el proyecto Airoad ha decidido apostar por una perspectiva más amplia y ambiciosa. De este modo, sus creadores proponen un sistema de autoabastecimiento eléctrico sostenible que alimente las farolas, paneles luminosos y semáforos de los más de 160.000 kilómetros de carreteras que existen actualmente en España.

De este modo, Airoad supondría aprovechar el potencial eléctrico del viento que hay de forma natural en la carretera, además de la estela de aire que desplazan los vehículos al circular a cierta velocidad. La suma de esas corrientes, al chocar con cuatro aletas fijadas sobre los guardarraíles, se convierte en electricidad en  los materiales sensibles al movimiento que ejercen de soporte de las aletas. Todo este proceso está basado en las propiedades de la piezoelectricidad, uno de los últimos avances en energía sostenible.

¿En qué consiste la piezoelectridad? En el uso de materiales específicos que tienen como característica fundamental estar diseñados para generar voltaje cuando se deforman, como por ejemplo por la acción del viento sobre las aletas del sistema Airoad. Además, al estar instalado en la propia carretera, Airoad permite alimentar los dispositivos eléctricos que hay en las carreteras sin necesidad de acumuladores de energía o cableados adicionales.

Sus creadores, Alejandro Gascón y Eduardo López, son dos jóvenes ingenieros en Diseño Industrial de la Universidad de Zaragoza que han conseguido reconocimiento en el sector gracias a este proyecto, que les llevó a ser finalistas en los premios internacionales Treelogic 2014 al espíritu innovador y en el prestigioso concurso de diseño internacional James Dyson Award en 2013. Sin embargo, todavía falta que las autoridades y las concesionarias de las principales autopistas del país den el primer paso para convertir nuestras carreteras en una fuente solvente de energía renovable.

FUENTES: Tecnocarreteras | Universidad de Zaragoza | Youtube | DiarioDesign| James Dyson Award | Treelogic | Thinkprogress

 

Escribe un comentario