Categoría

Coches híbridos

Los coches híbridos son aquellos que combinan un motor eléctrico con un motor de combustión diésel o gasolina, lo que permite reducir el consumo de combustible, las emisiones de CO2 y un menor mantenimiento del vehículo. El uso de medios de transporte que cuidan el impacto medioambiental hace posible reducir la contaminación, principalmente en las grandes ciudades, y el consumo energético.

El coche híbrido tiene más autonomía que un coche eléctrico ya que no hace falta enchufarlo para su recarga. La batería se recarga automáticamente cuando el coche está en marcha. Descubre cómo funcionan, sus ventajas y lo que debes tener en cuenta a la hora de adquirir uno. Todas las curiosidades y noticias que te acercarán más al mundo del coche híbrido, en Twenergy.

Los coches propulsados únicamente con gasolina o gasóleo tienen los días contados. Las nuevas generaciones de coches híbridos muestran un escenario de futuro muy prometedor, mientras los coches eléctricos puros no terminan de convencer en los mercados.

La tecnología de los coches híbridos no deja de sorprendernos cada día. Si hiciéramos una radiografía de un Toyota Prius, el modelo más representativo de la marca puntera en sistemas híbridos de conducción, veríamos que para propulsarse utiliza dos tipos de energía diferentes: un motor de combustión convencional (gasolina) y otro eléctrico.

Ya en el siglo XIX, la tecnología híbrida se veía como un invento con muchas posibilidades. En 1895, un periodista francés escribía que la combinación de petróleo y electricidad daría muchas sorpresas en el futuro. Por otro lado, Nikolas August Otto, uno de los padres del automóvil, veía “el motor eléctrico como un genial invento que un día complementaría al motor de gasolina”. Ambos tenían mucha razón.

Gracias a los últimos avances en movilidad sostenible, ya es posible circular en coche sin perjudicar el medio ambiente. Los vehículos híbridos, eléctricos o de nitrógeno son ya una realidad asequible para aquellos conductores más concienciados con las energías limpias. Pero, ¿cuál de estos coches ecológicos es el más eficiente del mercado? ¿Cuál es el que menos consume? ¿Y el que menos CO2 emite? Para saberlo, es necesario adentrarnos más a fondo en el funcionamiento de cada tipo de vehículo de propulsión alternativa.

Cuando pensamos en autopistas, autovías o carreteras, es probable que lo primero que se nos venga a la mente es el tráfico, la acumulación de vehículos y la cantidad de CO2 que emiten durante su tránsito. Sin embargo, un grupo de investigadores españoles ha mirado más allá de lo evidente para estudiar la manera en la que poder aprovechar la energía que se desperdicia cada día en nuestras carreteras. Y en este caso no hablamos de reducir la contaminación, sino de aprovechar las corrientes de aire que producen los coches para generar energía limpia.