Categoría

Contaminación

La contaminación es aquella alteración en el medio ambiente que puede provocar daños en un ecosistema, en el medio físico o en los seres vivos.

Existen diversos factores que provocan esos daños, generando los distintos tipos de contaminación que nos rodean: contaminación ambiental, contaminación acústica, contaminación del agua, contaminación del suelo, contaminación química, etc.

Descubre los tipos de contaminación que existen y qué hacer para ser más responsables y cuidar nuestro planeta. Seguro que tienes mucho que compartir con el resto de la comunidad.

Parece un espejismo, una visión, pero es real. Lamentablemente real: las aguas del río Medellín han tornado su color a rojo, naranja, incluso a azul. A veces (muchas) incluso se ve una columna de vapor sobre el afluente. Las razones no son naturales, sino que responden a la acción del hombre: contaminación. ¿El causante? Principalmente, las industrias y sus vertidos con temperatura.las aguas del río Medellín han tornado su color a rojo, naranja, incluso a azul.

El acuerdo resultante tras la Cumbre del Clima, COP21, que tuvo lugar recientemente en París, trae esperanza en la reducción de las consecuencias del Cambio Climático, gracias especialmente al nuevo compromiso de los países más contaminantes como Estados Unidos y China, que han tenido un cambio de actitud y comienzan a liderar el avance en las energías renovables.

Durante décadas, Europa estuvo dividida en dos por lo que se conocía como el telón de acero y que no era más que unas fronteras difícilmente penetrables entre la Europa del Oeste y la Europa del Este. Lo que separaba a una Europa de la otra eran cuestiones políticas y ese era el cariz que el término ‘telón de acero’ tenía. Ahora, décadas después de que esas separaciones políticas terminasen y las fronteras dejasen de ser infranqueables, el telón de acero sigue existiendo, aunque de un modo distinto. Es el que separa a la Europa con un aire respirable de la que no lo tiene.

Años atrás comenzó a popularizarse el uso de las denominadas toallitas húmedas que están causando verdaderos estragos allá por donde son utilizadas por los atascos que producen. Además de generar elevados costes en la limpieza y la reparación de los sistemas de alcantarillado atascados, las toallitas acaban dañando la naturaleza. Los fabricantes comienzan a advertir que no se deben tirar al váter, ahora toca el turno de concienciar a un consumidor que se había acostumbrado a este nocivo hábito.

Muy pocos eran conscientes, mientras se tomaban las uvas con las que cerraban 2016 y daban la bienvenida a 2017, de que acababan de cerrar un año de cifras record en lo que a contaminación se refiere. Los datos de los estudios se hicieron públicos no hace muchos meses, lo que hace que la información estuviese bastante lejana para los que despedían entonces el año. En 2016, según los datos de la World Meteorological Organization, se batieron los records absolutos recientes de emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera. Para encontrar una cantidad tan elevada de CO2 en la atmosfera hay que remontarse, de hecho, al Plioceno medio, entre 3 y 5 millones de años atrás, y cuando parte del hielo tanto de la Antártida como de Groenlandia se fundió.
Teniendo ese dato en mente, no se puede evitar pensar en cómo se habrá cerrado 2017. ¿Ha sido este un nuevo año record en lo que a emisiones y polución toca?

La contaminación, en nivel máximo

Una de esas cosas que suelen gustar a todo el mundo y que se convierten en curiosidades interesan son los records. Lograr cifras nunca conseguidas antes suele dar para grandes titulares, mucho interés entre los consumidores a quienes llaman la atención y unas cuantas preguntas en juegos como el Trivial. Sin embargo, no todos los records son siempre igualmente positivos y, en ocasiones, pueden convertirse en una muy mala noticia. Eso es lo que acaba de ocurrir en lo que respecta a la contaminación: el planeta acaba de cerrar su último record en emisiones de dióxido de carbono.

La Unión Europea exige a los fabricantes de vehículos unos objetivos de reducción de emisiones cada vez más estrictos. La norma Euro, en su última versión, obliga a reducir los niveles de monóxidos de carbono e hidrocarburos en la combustión emitidos por automóviles y vehículos comerciales. Al mismo tiempo, impulsa la eficiencia energética y apuesta por la movilidad eléctrica como medida de reducción de gases contaminantes en las ciudades.

La contaminación atmosférica está presente cada vez en más ciudades

La contaminación atmosférica es un serio problema, que se convierte en una preocupación máxima para las autoridades de ciertas ciudades. Estas no solo ven como sus urbes se cubren por una boina de polución muy desagradable, sino que tienen que actuar para frenar el impacto que esa contaminación puede tener sobre la salud de sus ciudadanos. Cuando se alcanzan ciertos valores de concentración de NO2 no pueden más que tomar medidas. Es el momento de activar los protocolos en caso de contaminación.