La contaminación ambiental es uno de los problemas que más consecuencias ha generado sobre nuestros ecosistemas. Por ello, hoy queremos compartirte algunas acciones para que sepas cómo evitar la contaminación, las cuales podrás aplicar en tu hogar, escuela o universidad y tu centro de trabajo. ¿Listo para conocerlas?

10 formas de evitar la contaminación de acuerdo a su tipo

A continuación te compartiremos 10 acciones para evitar esta problemática ambiental, teniendo en cuenta algunos de los tipos de contaminación:

Contaminación atmosférica

cómo evitar la contaminación atmosférica

Posiblemente es el tipo de contaminación más conocido, la contaminación atmosférica es aquella que implica más riesgos para los ecosistemas y la biodiversidad, debido a que consiste en la acumulación de agentes externos (como gases u otros agentes contaminantes) en el aire, los cuales se transportan de una zona a otra.

Algunas medidas para evitar la contaminación atmosférica son:

  • Apostar por la movilidad sostenible, abandonando el uso de coches de combustible.
  • Evitar el uso de sprays e insecticidas.
  • No fumar.

Contaminación del agua

A pesar de que el agua es un líquido vital que debemos cuidar, esta se ha ido perdiendo a causa de la contaminación, lo que a su vez ha provocado la muerte de cientos de especies marinas (como el ajolote en México). Si te interesa saber cómo evitar la contaminación del agua debes:

Contaminación del suelo

La contaminación del suelo contribuye a la pérdida de su fertilidad y, además, genera grandes problemas que incrementan los efectos del cambio climático. Por este motivo es necesario saber cómo evitar la contaminación de nuestros suelos, en ciudades, campos o cualquier tipo de ambiente:

  • No tirar basura al suelo (de hecho, esta es una de las acciones que debemos inculcarles a los más pequeños de la casa para que aprendan cómo evitar la contaminación del suelo para niños).
  • Detener la deforestación.
  • Ayudar limpiando las zonas contaminadas.
  • Almacenar correctamente los residuos peligrosos y químicos para evitar derrames.

Contaminación acústica

contaminación acústica

Para continuar aprendiendo a cómo evitar la contaminación debemos tener en cuenta la contaminación acústica, la cual está estrechamente relacionada con el ruido que se genera, principalmente, en las grandes ciudades. A continuación te compartimos algunas acciones para evitar la contaminación acústica:

  • Evita utilizar tu lavadora o secadora en horas nocturnas.
  • Ajusta el volumen de tus dispositivos electrónicos o utiliza auriculares para evitar molestar a tu entorno.
  • Realiza obras en las horas permitidas, teniendo en cuenta la normativa de tu edificio o zona en la que vivas.
  • Utiliza un tono de voz moderado mientras estés en casa y fuera de ella. Evita gritar.

Contaminación visual

Así como el ruido genera problemas ambientales, físicos y psicológicos, la contaminación visual es capaz de provocarlos en igual medida. Este tipo de contaminación consiste en la acumulación de elementos visuales que nos encontramos a lo largo de nuestro día, los cuales pueden afectarnos negativamente. Para evitarlo debemos:

  • Evitar el consumismo.
  • Aprender a ser organizados y evitar las acumulaciones de objetos innecesarios en nuestros hogares y oficinas.
  • Evitar transitar por calles de gran movimiento (sobre todo si vivimos en una ciudad sobrepoblada).
  • Exigir leyes que controlen la cantidad de anuncios publicitarios en las vías públicas.
  • Promover otras soluciones que eviten la contaminación visual.

Contaminación lumínica

Relacionada a la contaminación visual, la lumínica puede traer consecuencias negativas a los seres vivos, debido a la gran cantidad de luz que haya en ciertos espacios. Si te preguntas cómo evitar este tipo de contaminación, a continuación te lo explicamos:

  • Evitar las luces que proyectan al cielo.
  • Instalar sensores de movimiento, los cuales se activen e iluminen las áreas en cuestión solo cuando identifiquen la presencia de alguien.
  • Apagar las luces de las habitaciones en las que no nos encontramos (además, con esta medida estaremos ahorrando energía eléctrica)
  • No encender las luces de nuestro coche o bicicleta durante el día.

Contaminación química

contaminación química

La contaminación química es otro de los tipos de contaminación más peligrosos que debemos evitar. Para hacerlo es recomendable:

  • Almacenar correctamente los compuestos químicos de las fábricas que los requieran para sus labores.
  • Establecer protocolos en caso de emergencia.
  • Realizar formaciones a los empleados de las empresas que manejan este tipo de compuestos, con el fin de proteger su salud y conservar el medio ambiente.

Contaminación radiactiva o nuclear

Parecida a la contaminación química, la radiactiva o nuclear utiliza compuestos que pueden generar alto impacto ambiental, motivo por el que es indispensable saber cómo evitarla:

  • Identificar las zonas en las que se encuentren estos compuestos a través de señalizaciones.
  • Evitar derrames en los suelos, mares y ambiente en general, debido a que su inhalación y contacto trae graves problemas.
  • Utilizar el menor número posible de materiales radiactivos.

Contaminación genética

Si continuamos hablando de los tipos de contaminación más peligrosos debemos mencionar la contaminación genética. En este caso, saber cómo evitar la contaminación es indispensable para controlar los flujos genéticos en las poblaciones (sea de animales o humanos). Descubre cómo:

  • Apuesta por iniciar tus cultivos propios haciendo un huerto urbano en casa.
  • Si no puedes realizar el punto anterior, dedica algo de tiempo para saber de dónde provienen los alimentos que compras en el supermercado.
  • Evita vivir en zonas cercanas a empresas o terrenos donde se manipulen agentes químicos.

Contaminación térmica

calentamiento global

Finalmente, nuestro recorrido a través de las formas para saber cómo evitar la contaminación acaba con la contaminación térmica, la cual deteriora la calidad del aire y el agua del medio ambiente, debido a las alteraciones de temperatura que se producen abruptamente. A continuación te contamos cómo evitarla:

Ahora que sabes cómo evitar la contaminación, de acuerdo a la mayoría de sus tipos, ¿estás listo para aplicar las medidas que aprendiste hoy y contribuir con la conservación del Planeta? Estamos seguros de que así será 😉

No olvides compartir este artículo con tus amigos y familiares para que sepan cómo se puede evitar la contaminación ambiental. ¡Entre todos podremos hacer grandes cambios!

3/5 - (2 votos)

Write A Comment

Guardar en Pinterest