hábitos salud playas1. No arrojar basura ni líquidos contaminantes. Es fundamental que cada vez que vayamos a la playa, seamos conscientes de la importancia de no dejar residuos en el mar, la arena o las rocas. Lo mejor es nuestra basura en los contenedores correspondientes de papel, vidrio o papel situados fuera de la playa. Las colillas son otro gran problema. La arena de la playa está llena de colillas que tardan al menos de dos años en desaparecer. Es muy importante que los fumadores las recojan y las depositen en los cubos correspondientes. Y si tienes mascota, no olvides recoger sus excrementos.

2. Utiliza medios de transporte ecológicos para ir al mar. Muchas veces pretendemos ir con el coche hasta la misma arena. Para mantener limpias y saludables nuestras playas, es recomendable buscar otras alternativas más ecológicas, como dar un paseo o pedalear en bicicleta antes de llegar a la playa. El camino será más agradable, ahorrarás dinero y no contaminarás. Si vienes de más lejos, consulta las opciones de transporte público.

3. Respetar el entorno. Una forma de proteger las playas es respetando su ecosistema: la vegetación, las dunas, el agua, las algas y los animales marinos, entre otros, forman un delicado entorno natural que no hay que modificar.

4. No desperdiciar agua. A la hora de utilizar las duchas de las playas hay que ser muy consciente de que el agua –aunque en este caso no nos cuesta dinero- es un recurso natural muy valioso que no hay que desperdiciar. Si no tenemos la necesidad de utilizar estos servicios, ayudaremos a ahorrar agua en la playa.

5. Participa como voluntario en algún programa de conservación de playas. Existen organizaciones que promueven programas de voluntariado con el fin de mantener limpias las playas. Un ejemplo es ‘Playas, ríos, voluntariado y custodia’ de la Fundación Biodiversidad. Participar en una de estas iniciativas es una buena forma de poner nuestro granito de arena en el cuidado de nuestro litoral y del medio ambiente.

Author

Escribe un comentario