El biodiésel es un biocBiodiesel de algasombustible -materia orgánica utilizable como fuente de energía- líquido que se obtiene a partir de lípidos naturales como aceites vegetales o grasas animales, con o sin uso previo, mediante procesos industriales y que se aplica en la preparación de sustitutos totales o parciales del gasóleo obtenido del petróleo.

Las algas necesitan tres componentes esenciales para su desarrollo: luz, CO2 y agua. Gracias a que algunas especies contienen un alto contenido en grasas resultan ideales para la producción de biodiésel. Se cultivan en balsas, tubos o canales de escasa profundidad para permitir una mayor iluminación. En su interior se mantiene un flujo y temperaturas constantes, y se inyecta CO2 y nutrientes. Una vez desarrolladas, se extraen de su medio de crecimiento mediante un adecuado proceso de separación y se obtiene el aceite sin necesidad de secarlas de antemano.

Cada vez existen más países que disponen de extensos cultivos de algas dedicados a la obtención del preciado «oro verde» a escala industrial. Pero ¿por qué es tan interesante el biodiésel? Las ventajas de esta tecnología son evidentes: las algas tienen un alto rendimiento por superficie cultivada, bajos costes de producción y no compiten con productos alimentarios como otros cultivos energéticos. Por ejemplo, existen algas capaces de producir 130.000 litros de biodiésel por hectárea, mientras que si se cultivase la misma superficie con girasol, solo se obtendrían 500 litros. Por ello, las algas son la única fuente de biodiésel capaz de sustituir al petróleo.

El «petróleo verde» obtenido a partir de algas se puede refinar y convertir en combustibles para medios de transporte, como gasolina, diésel, etanol y biodiésel, que son totalmente compatibles con los motores existentes. Además, el biodiésel supone un ahorro de entre un 25% a un 80% de las emisiones de CO2 producidas por los combustibles derivados del petróleo, constituyendo así un elemento importante para disminuir los gases invernadero producidos por el transporte.

Escribe un comentario