¿Qué ofrecen los huertos de ocio? Situados en las ciudades o sus periferias, estos huertos familiares nos dan la oportunidad de convertirnos en pequeños agricultores. Organizaciones como Huertos de Ocio o Cultivalia ofrecen el alquiler de pequeñas parcelas de tierra, herramientas y la ayuda técnica necesaria para sacar adelante tu propio huerto urbano.

En los huertos de ocio se puede cultivar todo tipo de productos de temporada, desde hortalizas como cebollas, patatas o acelgas; a frutas como fresas, cerezas o sandías. Y todo lo que cultives puedes llevártelo a casa, lo que supone un importante ahorro económico en tu cesta de la compra. Además, sabes lo que comes porque tú mismo lo has cultivado. Aquí los tomates saben de verdad a tomates.

Son muchos los beneficios que aportan los huertos de ocio tanto a la persona como al medio ambiente. Por ejemplo, ayudan a recuperar zonas verdes y a mitigar la acumulación del calor en las ciudades. Las familias que participan intercambian conocimientos, aprenden el arte de la horticultura y practican una agricultura sostenible que ayuda sin duda a cuidar el medio ambiente. En el caso de Cultivalia, la organización ofrece cultivos basados en criterios ecológicos y de sostenibilidad energética. Aquí sólo se permite el riego por goteo (para ahorrar agua) y se cultiva sin químicos ni fertilizantes.

Los huertos de ocio sirven además como terapia: te hacen salir del asfalto, reducen tu nivel de estrés y, junto a las verduras y hortalizas, cultivas tu paciencia y constancia. Es muy satisfactorio ver el resultado de tu esfuerzo cuando pruebas esos pimientos que has mimado durante meses o esos calabacines que sabes que has cultivado tú mismo. Además, es la mejor forma de enseñar a tus hijos la importancia de una alimentación sana y el respeto por la naturaleza.

Fuentes: Cultivalia / Huertos de Ocio / Flickr

 
Author

Escribe un comentario