Y es aquí cuando aparece la gran reflexión: ¿Qué ocurre cuando fusionamos la tecnología con la naturaleza? ¿Qué pasa si extraemos ese conocimiento tecnológico de los ordenadores y lo implantamos en el medio en el que vivimos? 

A este punto llegaron los investigadores cuando consiguieron que las plantas emitieran luz de forma natural. Pero para comprender todo esto, remontémonos al inicio de sus investigaciones. Los científicos observaron que había algunos seres vivos que producían luz de forma  autónoma. Es el caso de las luciérnagas y las medusas que brillan en la oscuridad de la noche o de los océanos. Así pues, tras un detenido estudio, decidieron aplicar este tipo de funciones a las plantas.

El proceso es bastante sencillo. Consiste en crear un código de ADN en el ordenador, implantárselo a una bacteria en el laboratorio y luego introducir a esta última en una planta que terminará por producir semillas de vegetales que serán autoluminiscentes, es decir que producirán su propia luz de forma natural. 

El descubrimiento tiene grandes aplicaciones a nivel energético y ecológico y es que la inversión en este tipo de biología sintética aportará grandes beneficios a largo plazo. Por un lado está el ahorro económico que supondría no instalar el cableado, los postes de luz, la electricidad, el mantenimiento, etc. Es cierto que no es práctico en todos los lugares, ya que hay zonas de las ciudades que necesitan una mayor iluminación, pero hay barrios concretos, carreteras y caminos donde podría ser muy factible plantar árboles que brillaran de forma natural.

El beneficio ecológico es evidente. Para empezar, habría un menor gasto energético. Pero además, las ciudades serían más verdes, la contaminación se reduciría, la calidad del aire sería mejor, las temperaturas serían más suaves ya que ayudaría a evitar el efecto invernadero y la salud de sus habitantes mejoraría de forma notable.

Actualmente, hay dos empresas en Estados Unidos que comercializan las plantas autoluminiscentes: Bioglow y Glowing Plant. ¿Será este el principio de una civilización iluminada por árboles brillantes?

Fuentes: Bioglow | Glowing Plant

Escribe un comentario