La huella ecológica es un término desconocido por muchas personas, sin embargo, su significado es realmente importante para la preservación del planeta y cada uno de sus ecosistemas. Por este motivo, el día de hoy aprenderás cómo calcular la huella ecológica, tomando en cuenta aquellos factores que debes tener presentes a la hora de realizar dicho cálculo. ¿Estás listo?

¿Qué es la huella ecológica?

Huella ecológica qué es y cómo se calcula

Antes de que busques tu calculadora para obtener los resultados de la huella ecológica te explicaremos brevemente a qué hace referencia este término. La huella ecológica mide cuánta tierra y agua utilizamos para producir los recursos que consumimos y para absorber los desechos que generamos.

Para calcular la huella ecológica se usa una unidad de medida que relaciona cantidades de superficie de suelo (hectáreas) con población (país, pueblo, familia). El resultado se expresa en hectáreas de suelo necesarias para toda la población o para cada individuo.

Factores que afectan el cálculo de la huella ecológica

Deforestación o tala de árboles

Los factores que se deben tomar en cuenta son:

  1. El crecimiento de la población
  2. La pérdida de suelo fértil
  3. La deforestación
  4. El agotamiento de los recursos
  5. El aumento del consumo

¿Cómo se calcula la huella ecológica?

Cálculo de la huella ecológica

Tomando en cuenta el significado y los factores que afectan a la hora de calcular la huella ecológica, es momento de explicarte cómo deberás realizar dicho cálculo:

  1. Primero se delimita la dimensión del estudio. Esto te permitirá decidir si quieres estudiar la huella ecológica de una persona, una familia, una ciudad o un país.
  2. Después se calcula el consumo de energía, alimentos, materias primas y extensión del suelo de esa unidad de población elegida. Lo más difícil es saber la superficie de terreno necesaria para producir el resultado del paso anterior, para ello se utilizan tablas estandarizadas.
  3. Finalmente, se suman todas las superficies y el resultado se divide por el número de habitantes o la unidad seleccionada.

Resultados alarmantes

La Tierra pide ayuda

Cuando se analiza la huella ecológica de un país notamos que los habitantes de ciertos países disponen de más hectáreas de suelo para mantener su nivel de vida que las que les corresponde, dada la dimensión de su territorio. Esas hectáreas adicionales provienen de los países cuya huella ecológica es menor a la media y de las producciones futuras de la tierra. Esto se traduce en que hay poblaciones que se están apropiando de superficies fuera de su territorio o que están haciendo uso de recursos de generaciones futuras.

La realidad del planeta nos muestra que, en su conjunto, la huella ecológica de la población mundial sobrepasa 30% la capacidad de carga del planeta. Esto nos advierte del ritmo al que vamos agotando los recursos naturales y la distribución espacial de este consumo.

Es nuestra responsabilidad

Cuidar el planeta es nuestra responsabilidad

Para evitar que el cálculo de la huella ecológica continúe arrojando cifras alarmantes es necesario comenzar a ser más responsables en nuestras acciones y consumo. Asimismo, es nuestra tarea educar y promover hábitos ecológicos a quienes nos rodean.

Define propósitos para contribuir a la sostenibilidad ambiental y compártelos con tus conocidos, amigos o vecinos. ¿Por qué no comenzar a colaborar con nuestro planeta desde hoy? Juntos podemos hacerlo.

FUENTE: Elaboración propia / munimadrid.es

Escribe un comentario

Guardar en Pinterest