Aserrín, tereftalato de polietileno (PET) y polietileno de alta densidad (PEAD) son los materiales a partir de los que un grupo de investigadores del Centro de Innovación Aplicada en Tecnologías Competitivas (CIATEC, A.C.) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) han patentado un producto nuevo al que han denominado “Madera Líquida”. Considerado como amigable con el medio ambiente por estar realizado a partir de desechos, este nuevo material presenta las siguientes ventajas frente a la madera común:

  • Es más resistente. Su composición estructural duplica la resistencia a la compresión y al impacto de la madera.

  • Es más ligero debido a su baja densidad molecular.

  • También es más versátil, pues al ser inyectable como cualquier otra sustancia plástica puede dársele cualquier forma a través de moldes, e incluso puede teñirse en diferentes colores.  

  • Es un material ecológico que evita la tala de árboles, ya que se fabrica a partir de desechos a los que normalmente no se les da otro uso.

Inicialmente ideado como material de construcción para evitar el uso de la madera de pino en cimbras y polines, la madera líquida se propone ahora para otros usos como puede ser para la fabricación de estructuras de muebles. Su peso ligero facilita el transporte de las piezas, por lo que se prevé que la acogida sea buena por parte de los fabricantes de muebles.

La mezcla de plásticos y madera para crear nuevos materiales no es una idea nueva, aunque el producto propuesto por estos investigadores mexicanos innova en cuanto a los materiales mezclados con el aserrín y su proceso de fabricación.

De generalizarse el uso de este nuevo material, se conseguirían reducir los residuos de aserraderos, desviar los desechos plásticos de los vertederos y, en definitiva, rebajar el consumo de madera, sea de origen conocido o no. Este último punto merece ser valorado con detenimiento, pues desde hace más de 30 años la producción forestal en México es deficitaria, es decir, a nivel nacional se consume más madera de la que se puede extraer. El potencial forestal de México no ha sido convenientemente aprovechado, por lo que ahora el país se ha convertido en importador de productos forestales y en un importante consumidor de madera ilegal. Productos como la madera líquida son caminos para recuperar la gran naturaleza de México.

Fuente: Conacyt

 

Escribe un comentario