El sector pesquero y acuícola de México ha registrado durante los últimos años un intenso dinamismo en términos de productividad, lo que ha llevado al país a convertirse en uno de los principales productores de pescado a nivel mundial, ocupando el cuarto lugar entre los del continente americano, después de Estados Unidos, Perú y Chile. El buen momento que vive el sector se verá más fortalecido aún gracias a las acciones que el Gobierno de la República ha puesto en marcha para asegurar un desarrollo productivo y sustentable con el que espera incrementar la productividad de este sector en un 50% en 2025. 

México cuenta con unas privilegiadas condiciones climatológicas y territoriales, que le propician una gran variedad de especies de peces, crustáceos, moluscos y productos acuícolas, muy demandados en los mercados internacionales, como el mero, el pulpo y el camarón. 

Este sector constituye una importante fuente de empleo e ingresos para la población y es uno de los más beneficiados por el Gobierno de la República, que ha asignado un gran número de recursos para modernizar la flota pesquera y garantizar una mejor calidad de vida a las poblaciones costeras y a sus familias

Para México es de suma relevancia la conservación y uso sustentable de la pesca y la acuicultura, ya que el pescado no sólo es la base para asegurar el bienestar de las comunidades costeras, sino también porque es el alimento del futuro, necesario para procurar alimentos para la creciente población.  

El pescado es una de las fuentes más importantes de proteínas de origen animal y aporta innumerables beneficios para la salud. Lograr el equilibrio entre la producción y la conservación de la biodiversidad en el ordenamiento de la pesca es la clave del desarrollo sustentable, algo que vigila la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) a través de la estrategia Crecimiento Azul, con la que quiere asegurar que la producción mundial de pescado siga creciendo a un ritmo más rápido que la población mundial.  

Según las previsiones de la Comisión Nacional de Acualcultura y Pesca, en México seguirá aumentando el consumo de pescados y mariscos, que actualmente se sitúa en 12 kg. per cápita anual, uno de los más altos entre los países de América Latina y El Caribe. Según las previsiones de la FAO, el pescado se seguirá utilizando predominantemente para el consumo humano y constituirá una valiosa aportación de nutrientes para lograr una alimentación diversificada y sana. 

Fuentes: Elaboración propia / FAO

Recomendación musical: Stand by me- Florence + The Machine

Escribe un comentario