Para cultivar pistachos en tu huerto o jardín puedes hacer dos cosas:

  1. Comprar el arbolito y trasplantarlo de la maceta a la tierra
  2. Germinar las semillas.

El pistacho es una planta que necesita polen para reproducirse. Por ello, es bueno comenzar adquiriendo una planta macho y otra hembra. La mejor época para plantarlas es la primavera y el tipo de tierra que mejor les va es una arenosa, bien drenada y con bastante espacio para que sus profundas raíces puedan desarrollarse.

El pistacho es un fruto que crece en climas secos y calurosos. Soporta temperaturas de hasta 45 grados. Es resistente a la sequía y tienes que tener mucho cuidado con el riego. No hay que regarlo en exceso, lo recomendable es hacerlo poco a poco de forma espaciada y elegir una zona del jardín donde le de bastante el sol.

Si prefieres germinar las semillas, lo mejor es adquirir pistachos sin tostar. Utiliza un cuenco con agua a temperatura ambiente y deja en remojo las semillas unas 48 horas. Utiliza una pequeña toalla para enrollar en su interior los pequeños frutos y guárdala en el frigorífico durante 45 días. Es importante que la toalla esté siempre húmeda. El siguiente paso es sacar la toalla de la nevera y dejarla reposar en una zona oscura donde la temperatura oscile entre 20 y 30 grados. De esta forma, será más fácil que las semillas germinen.

Para recoger pistachos debes ser un poco paciente, los primeros frutos tardarán unos 30 meses en aparecer. Y el otoño, la época ideal para recolectarlos.

Escribe un comentario