Hay que tener en cuenta que, para que el huerto funcione, necesitaremos dedicarle tiempo y disponer de una zona donde instalarlo.

Ventajas de tener un huerto en casa

Alimentación más saludable:

Tener frutas y verduras con un sabor más intenso sin moverte de casa, hará que te animes a consumir más cantidad, lo que es muy saludable.

Cuidado del medio ambiente:

Este tipo de cultivos, al no ser intensivos, permite emplear fertilizantes o pesticidas menos agresivos, evitando que los químicos acaben contaminando la tierra o el agua subterránea. Por otro lado, al consumir los productos de nuestro huerto, estamos apostando por productos de kilómetro 0, lo que obviamente implica un nulo impacto ambiental asociado al transporte.

Herramienta educacional:

Disponer de un huerto en casa permite volver a conectarnos con la tierra, al mismo tiempo que aprendemos sobre diferentes especies a cultivar, las enfermedades de la plantas o los ecosistemas que se generan a su alrededor. Igualmente, el cuidado del huerto puede hacerse en familia, lo que generará un tiempo de actividad juntos.

Disfrute del aire libre y reducción del estrés:

El poder pasar más tiempo al aire libre y sin prisas reducirá los niveles de estrés, con los beneficios que ello conlleva para la salud. Así mismo, el momento de la recolección es muy gratificante al estar obteniendo un producto cultivado con tus propias manos.

Sin duda, las ventajas del autoconsumo son muchas y muy variadas. Pero debemos tener en cuenta que debe existir un compromiso con el huerto, ya que requiere un cuidado diario y una dedicación mayor que para hacer la compra en un supermercado.

Author

Escribe un comentario