Las hierbas aromáticas son una clase de plantas muy utilizadas en la dieta mediterránea por sus cualidades condimentarias y aromáticas. ¿Quién no ha echado perejil a un plato de merluza o albahaca a una pizza?

Sin embargo, muchas veces parece que estas cualidades se pierden una vez que las compramos en un supermercado, ya que dejan de estar frescas o están enfrascadas. Además, muchas veces no quejamos de la cantidad de pesticidas y químicos que se echa en los cultivos a gran escala.

Para evitar estos inconvenientes podemos optar por plantar nuestras propias plantas aromáticas.

 

 

Beneficios de cultivar en casa

Los beneficios que tiene cultivar tus propias hierbas aromáticas van, desde una alimentación más saludable hasta un ahorro económico asociado a la compra de estos alimentos.

Además, cultivar en casa nos reduce el tiempo de ir al supermercado y posibles descuidos cuando nos falta este condimento una vez hecha la comida. Tampoco hay que olvidar que perfuman nuestro hogar y que ocupan un espacio muy pequeño.

Una opción para poder tener en nuestra casa este tipo de plantas de una forma original son las latas de aluminio preparadas.

¿Cómo funciona una lata preparada?

Simplemente tenemos que abrir la lata e introducir las semillas que nos vienen. Una vez en el interior de la lata, añadimos un poco de agua y agitamos suavemente la lata para que todos los elementos de mezclen.

Al cabo de aproximadamente 8 días, empezaremos a ver los primeros brotes de las semillas. Hay que tener en cuenta que cada planta tiene una serie de requisitos ambientales y ciclos de vida determinados.

 

 

Un ejemplo de este tipo de latas son las SeedBox de semillas ecológicas de perejil, orégano, albahaca, cilantro y guindilla, disponibles en la tienda Twenergy.

¿Te animas a montar un mini huerto urbano en tu casa con estas latas de semillas ecológicas?

Fuentes: Elaboración propia

Escribe un comentario