La cámara baja de California ha aprobado un ambicioso proyecto de ley donde se marcan unos objetivos de cobertura de la red eléctrica con energías renovables del 50% para 2030. Estos objetivos serán alcanzables y rentables si se trabaja en la mejora del almacenamiento energético.

Aparte de algunas instalaciones de bombeo de agua, en California no existía ningún otro tipo de sistema de almacenamiento energético a gran escala. Los ambiciosos objetivos de reducción de emisiones y de introducción de las energías renovables en el sistema eléctrico, hacen necesario el desarrollo de tecnologías de almacenamiento energético que equilibren la entrada fundamentalmente de la energía fotovoltaica y eólica sin dañar la estabilidad del sistema. Entre estas nuevas tecnologías de almacenamiento se encuentra la HydraRedox que va a suponer una revolución en el sector, por su mix de eficiencia, ciclo de vida, seguridad/calificación medioambiental y costes.

California adoptó en 2013 el primer plan de almacenamiento energético con una capacidad de 1,3 GW de potencia basado en baterías, almacenamiento de energía térmica y otras tecnologías de almacenamiento energético. El plan obligaba a entidades privadas a aportar esa capacidad de almacenamiento para 2020, con la que se calcula que se podría suministrar energía a un millón de hogares.

Con este plan se abre la posibilidad a un gran desarrollo del mercado del almacenamiento energético para cubrir las deficiencias existentes en el sistema energético nacional.

Hoja de ruta para el desarrollo del almacenamiento energético en California

Para la consecución de este plan, en enero de 2015, el operador del sistema (ISO), la Comisión de Servicios Públicos (CPUC) y la Comisión de Energía de California, publicaron una hoja de ruta con el objetivo de identificar los cambios políticos y tecnológicos necesarios para hacer frente a los retos del sector energético.

Se trabajó en tres categorías:

  • Oportunidades de crecimiento de los proveedores de almacenamiento energético.
  • Reducción de costes para la integración y conexión de las energías renovables a la red eléctrica.
  • Definición de políticas y procesos para un óptimo aprovechamiento de las ventajas de los sistemas de almacenamiento energético.

Proyecto de almacenamiento energético Tehachapi

Uno de los primeros proyectos derivados del plan fue la instalación de más de 600.000 baterías de ión de litio por parte de Southern California Edison (SCE), equivalente a 32 MWh, en colaboración con el departamento de Energía de los Estados Unidos, con el objetivo de integrar en la red la alta cantidad de recurso eólico disponible en la zona.

Estas instalaciones servirán de experiencia piloto durante dos años en los que se monitorizará la gestión del sobrante energético, con el objetivo de liberar en el futuro un plan de mayores dimensiones.

Con todas estas medidas y, en particular, con la mejora del almacenamiento energético en California, los objetivos planteados en generación a través de energías renovables serán fácilmente alcanzables. ¿Será California la próxima potencia en el sector energético?

Fuente: Elaboración propia/ Periódico de la Energía/ Mercury News/ News Discovery/ California Energy Commission/ Flickr

Author

Escribe un comentario