Si pensamos en el medio ambiente cuando se trata de “primeras necesidades”, con más motivo debemos hacerlo cuando se trata de aspectos secundarios como la decoración. Por eso, hemos querido dedicar el post de hoy a darte ideas para cambiar la decoración de tu casa teniendo muy presente el cuidado del medio ambiente.

Aquí tienes algunas ideas para practicar la decoración ecológica:

  • Pintura ecológica. Cuando llega el buen tiempo a todos nos da por abrir las ventanas y darle una buena mano de pintura a esa habitación que tanto le hace falta. Si estás pensando en ello, ten presente que existen algunas marcas que fabrican pintura ecológica. A diferencia con las pinturas normales, éstas utilizan compuestos naturales de origen mineral y vegetal, lo que resulta mucho menos dañino para el medio ambiente. Además, tienen ventajas muy importantes como que son ignifugas. Para asegurarte de que estás comprando una pintura ecológica busca en el envase la etiqueta ecológica europea.
  • Tejidos ecológicos. Otra manera de darle un cambio radical a la decoración de casa es cambiar los textiles. Unas cortinas diferentes, a juego con unos cojines y el salón parece otra cosa. Pues bien, si quieres que tu decoración sea responsable con el medio ambiente lo mejor es que evites telas sintéticas como el nailon o el rayón y optes por tejidos de origen natural como el lino o el algodón 100% orgánico.
  • Maderas de bosques ecológicos. Si estás pensando en comprar muebles, pregunta al fabricante de dónde proceden las maderas que han utilizado para construirlos. Por fortuna ya existen muchos que únicamente trabajan con materias primas procedentes de bosques ecológicos, en los que se practica una tala responsable y se plantan más árboles de los que se cortan.
  • Escombros. Si eres de los valientes que se van a animar a hacer obra en casa esta primavera, presta especial atención a los escombros. Habitualmente son los propios operarios los que se deshacen de los restos de la obra pero, ¿sabes dónde los llevan? En una reforma se generan residuos de todo tipo: escombro, ladrillo, azulejo, cable, electrodomésticos… Por eso lo mejor es que te asegures de que todo se lleva a un punto limpio y no termina, de ninguna manera, en el contenedor de residuos orgánicos.

Por último, queremos recordarte que otra manera de ser responsable con el medio ambiente a la hora de reformar tu casa es reutilizar. Visita tiendas de segunda mano y apuesta por las antigüedades. Y ya sabes, si te mudas o vas a cambiar el estilo de tu casa, ¡practica la decoración sostenible!

Author

Escribe un comentario