¿Imaginas poder calentar tu hogar a partir de energías renovables? Pues, a través de las estufas de pellets puedes hacerlo. En este artículo te compartimos qué son, cómo funcionan y, sobre todo, cuáles son sus principales beneficios. ¡Descúbrelo!

¿Qué son los pellets?

estufas de pellets

Antes de hablar realmente acerca de las estufas de pellets es necesario aclarar el significado de esta palabra, en caso de que sea la primera vez que la leas. Los pellets son un tipo de combustible de biomasa que se realiza a partir de la madera.

La biomasa es materia orgánica descompuesta (maderas, restos de frutas u otros compuestos) que sirve como fuente de energía, por lo tanto, es una buena manera de emplear y reciclar los excedentes agrícolas. Los pellets son cilindros de serrín (madera residual, restos de residuos industriales, de agricultura, entre otros) prensado a alta presión, sin otro aditivo ni conglomerante más que la propia madera.

Suelen medir unos 5 o 6 milímetros de diámetro y unos 10 a 25 milímetros de largo, deben guardarse en un lugar sin humedad (para que no se hinchen) y normalmente se venden por kilos. Por ello, los pellets, o pellet de madera, son considerados combustibles ecológicos y libres de emisiones.

Importancia de los pellets

La importancia de estos pequeños materiales radica en su gran poder calorífero (se calcula que dos kilos de pellet producen lo mismo que un litro de gasóleo y que pueden llegar a los 4,9kWh/Kg), a la vez, emiten un bajo nivel de dióxido de carbono (CO2), prácticamente imperceptible para el efecto invernadero.

Estos pellets se pueden apilar fácilmente, ocupan menos espacio que otros combustibles (la leña, por ejemplo) y, muy importante, no presentan riesgo de explosión. Además, son limpios: dejan pocos residuos (como cenizas) después de ser utilizados. Además, estas cenizas son 100% biodegradables y se pueden emplear como abono.

El precio de este material también es importante, puesto que se mantiene más o menos estable, a diferencia del coste de los combustibles fósiles, como el gasóleo o la electricidad convencional, cuyos precios pueden variar de acuerdo al consumo e incluso al país en el que vivas.

¿Qué es una estufa de pellet y cómo funciona?

funcionamiento de las estufas de pellets

Este tipo de estufas utilizan la madera como recurso energético para generar calor. Aunque hoy en día existen diferentes tipos de estufas de pellets, su funcionamiento es prácticamente igual:

Para empezar, las estufas de pellet suelen ser automáticas. Tienen un mando para programarlas y un termostato para controlar a qué temperatura quieres que se apague, por lo tanto, requieren una toma eléctrica. Eso ya resulta práctico, al estilo de la calefacción convencional, pero esta vez sin contaminar ūüėČ

Las estufas pellets requieren una salida de humos y su instalación es bastante sencilla, por lo que lo normal es que la sitúes en un espacio como un salón o un lugar que quieras calentar rápido y sin gastar mucho. Pero, si hace mucho frío o la casa es grande, lo más lógico es que te sirva más como complemento que como sistema de calefacción general.

Otro punto importante es que las estufas de pellet aprovechan el calor residual del humo para generar más calefacción. Además, un detalle que gustará a muchos es que no produce olores, aunque otros se disgustarán, ya que generan un poco de ruido al funcionar. Lo que convencerá a todos es que los pellets no presentan ningún riesgo para la salud en caso de fuga o vertido.

Tipos de estufas de pellets

llamas de fuego

Como mencionamos antes, existen varios tipos de estufas de pellet, las cuales te presentamos a continuación:

Estufas canalizables

Tal como su nombre lo indica, esta estufa pellets es capaz de canalizar el aire caliente a través de diferentes conductos que posee en su estructura. Así, resulta la estufa ideal para repartir el aire por diferentes habitaciones y mantener la temperatura ideal en cada una de ellas.

Estufas de aire

Las estufas de aire de tipo pellet poseen en su estructura interior un ventilador que es capaz de expulsar el aire caliente al exterior y, así, ofrecerte la mejor calefacción sostenible en la habitación de tu hogar. Este tipo de estufas cuenta con varias potencias para que selecciones la más adecuada a tus necesidades.

Termoestufas

Por último, te presentamos las termoestufas. A diferencia de las anteriores, esta es capaz de calentar el agua rápidamente y llevarla a través de su circuito para ofrecerte calor. Dependiendo de la termoestufa que selecciones también podrás encontrar opciones que utilicen suelo radiante para generar calor.

¿Por qué utilizar estufas de pellets?

beneficios de las estufas de pellets

Ya sabes cuáles son las características de este tipo de estufas, sin embargo, ¿por qué deberías instalar una de ellas en tu hogar? A continuación te lo explicamos:

  • Menor contaminación: si realmente quieres cuidar el medio ambiente, las estufas de pellets te ayudarán a hacerlo, debido a su principal componente: los pellets que, como mencionamos antes, generan pocas emisiones de CO2 y son 100% renovables.
  • Más calor: su alto poder calorífico te dejará sorprendido. Una estufa pellet es capaz de calentar una habitación de forma rápida y constante, además, lo hará de forma natural.
  • Menor gasto: si ya deseas empezar a ahorrar dinero en tu factura de la luz, lo mejor será optar por una estufa de pellet. Su control se puede hacer de forma electrónica, programable y a distancia; además, consumirá menos electricidad de la que crees.

Consejos para cuidar tu estufa de pellet

mantenimiento de las estufas de pellets

Sabemos que deseas calentar tu hogar de forma rápida y constante, una vez llegue el invierno. Sin embargo, para poder hacerlo desde tu estufa de pellets deberás mantenerla en perfecto estado y, para ello, tendrás que seguir algunos consejos, como los que te comentamos a continuación:

  • Para instalar y disfrutar tu estufa pellet deberás contar con 100 W por m2, si tu hogar no está correctamente aislado. En caso de que sí lo esté, lo recomendable será una potencia de 70 W por m2.
  • El mantenimiento de tu estufa es esencial. Se recomienda retirar los residuos de pellets al menos una vez por semana y, para mayor seguridad, lo ideal es que un experto revise tu estufa al menos cada 2 años.
  • Como mencionamos antes, las estufas de pellets tienen una salida de humos, por lo tanto, esta deberá ubicarse preferiblemente en el tejado de tu hogar.
  • Finalmente, el mejor lugar para ubicar tu estufa pellet será alejado de objetos inflamables o que puedan verse afectados por el calor.

Siguiendo los consejos anteriores lograrás que tu estufa de pellets dure mucho más tiempo y, en definitiva, disfrutarás los resultados que es capaz de brindarte este novedoso sistema de calefacción sostenible. Si aún te quedan dudas acerca de las bondades del pellet y su uso en estufas, te compartimos el siguiente vídeo que preparamos acerca del combustible de pellets en Costa Rica:

Como ves, los desechos pueden convertirse en una excelente fuente energética que, además, nos ofrezcan calor a lo largo del invierno. ¿Te animas a instalar una estufa de pellet en tu hogar u oficina? Compártenos tu opinión en el área de comentarios.

FUENTE: Elaboración propia | Ecoticias.com | Uncomo.com

Escribe un comentario

Guardar en Pinterest