Se acerca el invierno y quizás estés pensando en cambiar tu radiador o calefactor actual por uno que te permita mejorar el confort en casa durante estos meses o, incluso, para poder utilizarlo más horas sin que te repercuta en tu bolsillo. Este es el caso del panel calefactor por infrarrojos.

Panel-calefactor-infrarrojos

¿Qué es un panel calefactor por infrarrojos y cómo funciona?

Un panel calefactor por infrarrojos es un equipo de calefacción que funciona con energía eléctrica. Además, emite calor mediante radiación infrarroja, es decir, libera energía térmica al igual que lo hace el sol o una chimenea.

A diferencia de otros equipos radiantes, los paneles calefactores por infrarrojos son mucho más eficientes. No necesitan transportar fluidos para calentar las habitaciones de nuestro hogar.

Por lo tanto, la radiación que emiten estos paneles es absorbida directamente por los elementos y personas que estén en la habitación, de igual manera que cogemos calor cuando tomamos el sol.

Beneficios de los paneles

Instalar un panel calefactor por infrarrojos tiene una serie de ventajas energéticas, económicas y medioambientales. Además, es una fuente de energía segura e inofensiva, ya que no perjudica a nuestra salud y no incendia objetos al contacto con el panel.

En cuanto a los beneficios energéticos, estos aparatos son muy eficientes ya que proporcionan gran cantidad de calor a la vez que te ayuda a ahorrar en la factura de la luz. Se estima que puedes llegar a ahorrar entre el 30% y el 50% en tu factura energética.

Hucha con monedas simbolizando ahorro

Respecto a los beneficios medioambientales, los paneles de calefacción por infrarrojos emiten energía limpia que no altera el grado de humedad del aire y no emiten gases contaminantes a la atmósfera.

Además, la instalación de estos calefactores es sencilla y sin coste y la inversión de la compra se recupera pronto debido a los ahorros de energía.

¿Cómo instalarlo?

La instalación de un panel calefactor es muy sencilla, lo primero que debemos hacer es decidir la toma eléctrica dónde lo vamos a colocar y, después, fijar los soportes a la pared.

El último paso sería colocar el panel en los soportes y enchufarlo a la red. Cabe destacar que es aconsejable instalarlo entre 5 y 20 cm del suelo y nunca a más de 1,20 m. Un ejemplo de estos paneles por infrarrojos es el modelo ARTHEATING PD 600 de Enerheating disponible en la tienda Twenergy que te permitirá pasar este invierno de una manera más eficiente.

¿Instalarías un panel calefactor por infrarrojos en tu hogar?

Escribe un comentario