El CO2 o dióxido de carbono, junto al vapor de agua y otros gases, es uno de los denominados gases de efecto invernadero (GEI). Su presencia en la atmósfera hace posible la vida tal y como la conocemos, ya que juntos contribuyen a que la Tierra tenga una temperatura tolerable para el desarrollo de la vida. Sin la presencia del CO2 ni del vapor de agua la temperatura media de la Tierra sería de 18°C bajo cero, lo que haría inviable la vida.

Es decir, estos gases actúan como una pantalla que impide que el calor necesario para el desarrollo de la vida se libere inmediatamente al espacio. Es importante señalar que este fenómeno del efecto invernadero se da no solo en la Tierra, sino en todos los cuerpos planetarios dotados de atmósfera.

¿Qué son los gases efecto invernadero?

¿Cuál es el origen de la mala fama del efecto invernadero? El problema surge cuando hay un desequilibrio. Pues si la radiación solar entrante se acumula durante un largo periodo de tiempo se produciría un calentamiento de la temperatura media de la Tierra.

Los gases de efecto invernadero permanecen activos en nuestra atmósfera durante largos periodos de tiempo y su acumulación excesiva es señalada por la comunidad científica internacional como una de las principales causas del calentamiento global. Para combatir esta tendencia todos deberíamos colaborar reduciendo en la medida de lo posible nuestro consumo energético y tratando de usar energías renovables, que no generan contaminación ambiental.

En principio, el llamado efecto invernadero es positivo porque permite que las temperaturas sean las adecuadas para nuestra subsistencia. A pesar de que en los últimos años cuando se habla de efecto invernadero suele conllevar un matiz negativo, sólo cuando este efecto es excesivo actúa como un cierre que no permite que la atmósfera libere el calor acumulado en la superficie terrestre por la acción del Sol.

En consecuencia, esto puede provocar que la temperatura media terrestre aumente y, si esta situación se mantiene en el tiempo, se produce lo que denominamos calentamiento global y cambio climático; se modifican las condiciones de vida habituales y se ponen en riesgo ecosistemas y especies.

¿Qué es el efecto invernadero?

Consecuencias

Las principales consecuencias del efecto invernadero son, entre otras las siguientes:

  • Aumento de la temperatura media de la Tierra de de 0,2 grados centígrados por decenio (previsión).
  • Reducción de la superficie de glaciares y, como consecuencia, elevación del nivel del agua de los mares y océanos.
  • Posibles inundaciones de zonas próximas al mar o islas.
  • Afectación de los ecosistemas por el cambio en el clima, con lo que plantas y animales deben adaptarse a una nueva situación.
  • Disminución de recursos hídricos por las sequías y la mayor evaporación del agua, ciertas zonas fértiles podrían convertirse en desiertos.
  • Impacto negativo en la agricultura y de la ganadería por los cambios en las precipitaciones.

Estos cambios anunciados durante décadas por los científicos, están siendo detectados ya en la actualidad. Por ello, es importante que aumente nuestro nivel de concienciación al respecto para prevenir el calentamiento global.

2 Comments

  1. Muy buena la informacion para dar leccion de mi trabajo grupal sobre las consecuencias del efecto invernadero =) laik

Escribe un comentario