Aunque ya no puedes prevenir el calentamiento global, ya que ya ha empezado, si que puedes realizar acciones individuales que ayuden a reducir el impacto del mismo y que nos permitan revertirlo a la larga.

El calentamiento global es un concepto muy sencillo, su propio nombre lo dice: la temperatura del planeta está aumentando. Y eso tiene unas consecuencias arrolladoras para el medio ambiente que, si no se paran, es difícil saber hasta dónde pueden llegar.

En este artículo te contamos cuáles son las mejores formas para reducir los efectos del calentamiento climático.

¿Qué podemos hacer para evitar el calentamiento global?

Existen varías formas de evitar el calentamiento global:

  • Potenciar las energías renovables.
  • Disminuir el uso del coche.
  • Plantar árboles
  • Reciclar.
  • Comprar electrodomésticos eficientes.

Potenciar las energías renovables.

molino de viento para evitar contaminación

Una de las formas de reducir las emisiones procedentes de la quema de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural) que liberan CO2 es la utilización de fuentes de energía limpias como la solar, la eólica, la mareomotriz (que utiliza la fuerza de las olas), la térmica, etc.

Si quieres saber más sobre esto puedes entrar en una sección sobre energías renovables.

Disminuir el uso del coche.

Autopista con contaminación, no abusar del coche ayuda a prevenir el calentamiento global

Hay muchas ocasiones en las que podemos desplazarnos sin utilizar el coche. Caminar, ir en bici o bicicleta eléctrica, o utilizar el transporte público son alternativas que ayudan a eliminar el uso de combustibles fósiles y reducir el calentamiento global. En los casos en los que el coche sea totalmente necesario, una solución es compartir coche con compañeros, amigos o familiares. Los nuevos coches eléctricos, que no utilizan motor de combustión ni necesitan gasolina, se presentan como la alternativa más respetuosa con el medio ambiente.

Plantar árboles.

plantar árboles

Potenciar la reforestación a nivel mundial de zonas arrasadas por la tala es otra solución. Los árboles absorben CO2 y producen oxígeno.

A lo largo de un año, una hectárea de árboles elimina la misma cantidad de dióxido de carbono que producen cuatro familias en ese mismo tiempo. Plantar árboles en las ciudades y crear más parques en entornos urbanos ayuda a disminuir el efecto invernadero.

Reciclar

reciclar más

Un pequeño porcentaje del dióxido de carbono que existe actualmente proviene de la descomposición de los diversos productos orgánicos y desperdicios que se arrojan en los vertederos.

Teniendo en cuenta que el 65% de todo lo que termina en las basuras de las casas se puede reciclar, si el consumidor actúa de forma responsable y recicla los diferentes residuos (papel, vidrio, envases, cartón, etc.) puede ayudar a evitar la emisión de CO2.

Asimismo, utilizar productos como el papel reciclado ayuda a disminuir la tala de árboles, fundamentales para mitigar el efecto invernadero. Ante la duda, echa un vistazo a nuestra guía sobre cómo reciclar.

Elegir electrodomésticos eficientes.

A la hora de comprar un electrodoméstico, el consumidor debe fijarse en una etiqueta energética que va de la letra A (más eficiente) a la letra G (menos eficiente) en función de los consumos eléctricos.

Lo mejor es elegir los electrodomésticos de calificación A. Con las mismas prestaciones, un aparato de clase A consume un 70% menos energía que otro de clase G.

En cuanto a otros aparatos electrónicos, hay que tener en cuenta que si están en modo de espera (stand-by) siguen consumiendo energía aunque no los estés utilizando.

¿Qué más puedes hacer para frenar el calentamiento global?

Y una vez más nos preguntamos, ¿nosotros qué podemos hacer a nivel individual? Ya que una de las principales causas que aumenta la temperatura de nuestro entorno es la deforestación. Es decir, el rastro indiscriminado que deja en nuestros bosques y selvas la tala descontrolada. Se han arrasado millones de hectáreas sin conocimiento y sin intención de preservar el crecimiento natural de las arboledas.

Como sabrás, los árboles son los principales creadores de oxígeno, por lo que eliminarlos de esa manera produce la asfixia literal del planeta, empeora la calidad del aire y aumenta la temperatura, poniendo en marcha un dominó imparable de consecuencias para el medio ambiente.

Las acciones individuales tienen mucho poder si pensamos a nivel colectivo, por eso resulta ya imprescindible que reciclemos papel, a todos los niveles. En casa, por ejemplo, aprovechando los dos lados del folio; en las empresas, exigiendo el uso de contenedores de reciclaje; desde las instituciones, bajando el precio de los libros electrónicos, construyendo zonas verdes, etc.

Como ves, cuando se trata del medio ambiente siempre hay algo que podamos hacer. Así que si tienes un trocito de jardín, puedes poner tu granito de arena plantando un árbol que ayude frenar la deforestación.

Escribe un comentario

Guardar en Pinterest