Para empezar, los radiadores eléctricos de calor azul son una alternativa para aquellos que o bien no tienen toma de gas en casa, o bien prefieren hacer uso de la que se considera la energía “más limpia de todas”. Es decir, que si lo que estás buscando únicamente es el ahorro económico puede que la calefacción de calor azul no sea lo que estás buscando.

Tanto si necesitas alternativas para la calefacción tradicional como si simplemente te interesa el tema, hoy queremos analizar los pros y los contras de este tipo de radiadores.

Ventajas de los radiadores de calor azul

  • Instalación rápida y económica. Instalar la calefacción por gas requiere una inversión económica importante y además supone hacer una obra considerable. Sin embargo, para instalar un radiador eléctrico sólo se necesitan un par de taladros y un enchufe.
  • Mejor acceso ante averías. Cuando un radiador de gas se estropea y hay que sustituirlo hay que vaciar todo el circuito de agua y dejar toda la casa sin calefacción. Si un radiador eléctrico se estropea, es muy fácil sustituirlo y además el resto siguen funcionando porque son completamente independientes.
  • Se pueden usar individualmente. En muchas ocasiones poner la calefacción de gas supone un gran derroche ya que es necesario calentar toda la casa aunque tú estés, por ejemplo, en el salón. Con la calefacción de calor azul puedes calentar solamente aquellas estancias de la casa que te interese.
  • Se pueden programar individualmente. Tienen una pequeña pantalla que te permite, entre otras muchas cosas programar los radiadores individualmente para que empiecen a funcionar cada uno a la hora que te interese.
  • Mayor eficiencia que un radiador eléctrico tradicional. Los radiadores de calor azul disponen de un líquido en su interior que mantiene y genera muy bien el calor, por lo que son más eficientes que un radiador eléctrico tradicional.

Inconvenientes de los radiadores de calor azul

  • Rendimiento del 100%. Toda la energía que generan se consume, a diferencia de otros dispositivos como la bomba de calor que genera más de la que gasta.
  • Precio de la luz. Comparado con otros suministros, la luz es una de las facturas que más euros al año supone.

Como ves, los radiadores eléctricos de calor azul son una buena alternativa para aquellos que no tengáis acceso al gas, pero es cierto que conviene ser conscientes de la mejor manera de utilizarlos. Si quieres saber más sobre este tipo de calefacción puedes informarte aquí.

Author

Escribe un comentario