parque eolico mendoza energia eolicaLa iniciativa de este parque eólico es una prueba más de la necesaria colaboración público-privada pues, aunque está impulsada por el Ministerio de Energía de la provincia de Mendoza, también participan EMESA (Empresa Mendocina de Energía) y el consorcio Impsa (del grupo mendocino Pescarmona), que aporta toda su experiencia acumulada en la construcción de aerogeneradores. No en vano, en 2013 cerró un acuerdo con Brasil para la provisión, operación y mantenimiento de 287 generadores.

Así pues, Impsa ya se encuentra realizando las mediciones de la velocidad y frecuencia de los vientos en las zonas con más potencial (cuántos días al año de viento hay y cuántas horas al día) y para finales de este mismo año podría haber concluido el estudio. Entre las zonas con más probabilidades destacan El Sosneado y La Payunia, que podrían albergar una potencia de entre 30 y 40 megavatios.

A pesar de los esfuerzos que se están llevando a cabo para hacer realidad este nuevo parque eólico, todavía será necesario salvar un último escollo: el de la tarifa que imponga Cammesa, la compañía que maneja el mercado eléctrico nacional. Hasta la fecha, el costo del megavatio-hora que impone esta empresa es de 126 dólares, 20 dólares menos de los que ofrece la Nación a Mendoza. La solución pasaría, quizás, por un fondo compensador para cubrir esa diferencia hasta que el parque eche a andar y una vez activo cubra la demanda.

Este proyecto contribuirá, además, a dinamizar la economía de la región, puesto que una de las grandes beneficiadas será la planta de construcción de molinos que tiene Pescarmona en Mendoza. A ello se suman, asimismo, los planes de crear un área de ingeniería de generación eólica en EMESA con la que investigar en el desarrollo de los equipos y la tecnología para el aprovechamiento eólico.

Este mismo año se ha batido un nuevo récord con un aerogenerador de Impsa fabricado íntegramente en las instalaciones de Mendoza, que ha sido capaz de generar la electricidad suficiente para abastecer más de 2.500 hogares. Traducido ese potencial en ahorro de petróleo hablaríamos de 3.782 barriles, lo que representa 417 toneladas de CO2 que no han sido emitidas a la atmósfera.

Fuentes: Reve | Uno Diario de San Rafael | Mdz

Author

Escribe un comentario