Las causas de este potencial térmico no se deben únicamente a las reservas de hidrocarburos con que cuenta el país, sino también a motivos históricos, dado que las instalaciones de mayor potencia se construyeron cerca del litoral en donde no era posible aprovechar otras fuentes de energía alternativas como la hidroeléctrica.

Demanda de Energía Eléctrica en la Argentina

No podemos olvidar que la demanda de energía eléctrica en la Argentina se ha disparado en los últimos 25 años debido al aumento de su población, duplicándose el consumo per cápita y, en el caso de la demanda residencial, creciendo a un ritmo del 5% anual. Se estima que para los próximos años será necesario instalar alrededor de 2.000 MW adicionales.

Central Térmica

Lo cierto es que este modelo de generación de energía tiene ya una edad superior a los 40 años y el 75 por ciento de las instalaciones ha rebasado su vida útil.  Como consecuencia, se están poniendo en práctica otras acciones desde el Gobierno de la Nación que permiten mejorar el rendimiento de estas maquinarias.

Salto del Carbón al Gas

Así, una de las medidas alternativas para contribuir a reducir la emisión de gases de efecto invernadero procedentes de las centrales térmicas en Argentina es su salto del carbón al gas. Es lo que sucede, por ejemplo, con la Central Térmica de Río Turbio que, a pesar de que fue construida para funcionar exclusivamente con carbón, podría ahora aprovechar el gas natural, suponiendo éste hasta un 90% de su provisión de combustible y el aporte complementario de carbón.

Ciudad Argentina

Este no es un caso aislado, puesto que la construcción, puesta en servicio y vinculación de hasta cinco nuevas centrales térmicas a turbina de gas y ciclo abierto, aptas para ser convertidas a ciclo combinado, forman parte del plan estratégico del Gobierno Nacional. Hablamos de instalaciones como la Central Brigadier López en la provincia de Santa Fe, la Central Ensenada de Barragán en la provincia de Buenos Aires o la de Manuel Belgrano II. Gracias a su conversión a ciclo combinado, estas plantas generarán energía aprovechando el calor residual de los gases de escape del turbogenerador de gas.

Escribe un comentario