España tiene unos recursos geotérmicos muy importantes, como demostraron los amplios estudios e investigaciones que entre los años 70 y 80 realizaron el IGME y empresas del sector privado.  Estos estudios ponen de manifiesto que hay numerosas zonas en España con posibilidades de un claro aprovechamiento de este recurso. El Plan de Energías Renovables 2011-2020 ha sido el marco en que se han elaborado y se están elaborando numerosos estudios, imprescindibles para completar este conocimiento y que nos ofrecerá a su conclusión una herramienta que nos dará una idea más exacta del potencial de la geotermia en nuestro país. 

La diferencia de este Plan de Energías Renovables con otros anteriormente elaborados radica en incorporación específica de la Geotermia como Energía Renovable, marcándose claramente los distintos niveles según la temperatura y los objetivos concretos para cada uno de los niveles: muy baja temperatura, vinculada a la climatización y al uso de bombas de calor; baja o media temperatura, para su utilización directa en sistemas de calefacción district heating o individuales aparte de otros usos, aprovechando bolsas de aguas calientes; y alta temperatura, cuya principal utilización es la producción de electricidad u otras aplicaciones térmicas, esta aplicación se realiza mediante la estimulación de yacimientos o en roca seca. 

Nuevos proyectos El desarrollo de nuevos proyectos de alta temperatura (superior a 150ºC) hace necesaria una información de mayor calidad que la actualmente disponible. Se han podido ubicar yacimientos que podrían resultar adecuados pero se necesita un esfuerzo para la valoración de este potencial en función de su uso. Es previsible que las prospecciones e investigaciones que se realicen en adelante se centren en la búsqueda de yacimientos de roca caliente seca o poco permeable, de tal manera que se pueda inyectar agua e impulsarla caliente a la superficie para producir electricidad.

Sector en auge. El sector que está indiscutiblemente en auge es el de muy baja temperatura por su fácil y rentable aplicación a la climatización y  producción de ACS. Este sector está permitiendo el nacimiento de nuevas empresas y reconversión de otras existentes del sector, como fluidos o perforaciones, en el que resulta necesario definir el marco normativo de actuación y potenciar la calidad y formación de los agentes intervinientes para evitar malas praxis que puedan generar mala imagen a la geotermia y que garanticen a los usuarios la adecuada calidad del producto y servicios.  
 
La aplicación de la geotermia de baja temperatura se realiza sobre todo mediante bombas de calor y está basada en la estabilidad térmica del subsuelo por contraposición a las fluctuaciones de la temperatura atmosférica, de manera que en verano la temperatura del suelo es más baja que la del aire y en invierno al contrario. Con las bombas de calor vamos a generar calefacción, frío y ACS para edificios y otras infraestructuras consiguiendo ahorros energéticos muy elevados. Actualmente la geotermia se está aplicando en viviendas, hoteles, centros cívicos, edificios de oficinas, locales comerciales, incluso en sistemas antihielo en vías de comunicación, estaciones de metro, etc. 

Por parte de la administración se ha impulsado el nacimiento de la Plataforma Tecnológica Española de Geotermia (Geoplat). Se trata de un cluster de coordinación técnico-científica sectorial que está integrado por los principales agentes del sector. Su meta prioritaria está en la concreción de las necesidades tecnológicas sectoriales para conseguir que éstas queden plasmadas en los proyectos de I+D+i  generados desde la Administración Nacional y desde la Administración Comunitaria. 

Escribe un comentario