La fabricación de briquetas, proceso también llamado briquetado, tiene como objetivo la compactación de la madera de forma uniforme lo que hace que éstas sean fáciles de transportar y limpias en su manipulación. El mercado de las briquetas es cada vez más visible por su gran cantidad de beneficios. En este post te contamos cómo hacer briquetas ecológicas a nivel industrial y las ventajas que tiene su fabricación. ¡No dejes de leer y entérate de todo!

¿Qué son las briquetas y de qué están compuestas?

Las briquetas son un producto 100% ecológico y renovable, catalogado como biomasa sólida, que suele tener forma de cilindro o ladrillo compacto, con alto poder calorífico y bajo contenido en cenizas.

Briquetas

Las materias primas más utilizadas para su fabricación suelen ser las siguientes:

  • El serrín.
  • Virutas.
  • Cáscaras de arroz.
  • Cáscara de almendra.

El tamaño varía dependiendo de dónde se vaya a quemar, desde sectores como el doméstico y de granjas hasta procesos industriales y de restauración. Concretamente para la combustión en calderas, hornos y chimeneas puede ir de los 50 mm a 130 mm de diámetro y longitud entre 50 mm y 300 mm. Conviene, por tanto, diferenciarlos de los llamados pellets, que son de tamaño inferior.

Chimenea con briquetas

Ventajas de la fabricación de briquetas

  1. Los costes de fabricación son menores a los de otros combustibles.
  2. Es la solución para muchas serrerías, carpinterías y otras industrias que generan subproductos necesarios para la fabricación de briquetas de mandera y que éstas no saben cómo gestionarlos y ponerlos en valor.
  3. No necesitan sustancias aglutinantes para su producción.
  4. Tienen alto poder calorífico, cuatro veces el de la madera.
  5. Su combustión no produce humos y genera muy pocas cenizas.
  6. Se pueden utilizar en cualquier caldera de biomasa, estufa u horno.
  7. Las briquetas son un tipo de biomasa, por tanto su combustión produce emisiones consideradas neutras.
  8. Presentan una alta densidad, lo que permite no tener que disponer de grandes espacios para almacenar gran cantidad de material.
  9. Son limpias y fáciles de manipular.

Fuego y briquetas

Cómo hacer briquetas a nivel industrial

La materia prima es una mezcla de serrín y virutas o astillas, que hay que triturar para reducir su tamaño (< 5 mm de longitud). Esto se realiza con un molino triturador y un rodillo que gira en sentido contrario.

Cuando las partículas producidas alcanzan el tamaño exigido, atraviesan un tamiz y son aspiradas para que no sigan siendo trituradas. A lo largo del proceso, la humedad no puede sobrepasar el 15%, para conseguirlo se usa un sistema de secaderos.

Una vez secada, la masa mezclada pasa por la prensa briquetadora. Allí, se comprime a alta presión de forma que se alcanzan temperaturas lo suficientemente elevadas para que la lignina de la madera actúe de aglutinante.

Fuego

El sector de la briqueta en España

Existe un gran potencial de fabricación de briquetas en España por la cantidad de recursos disponibles, aunque aún no está lo suficientemente aprovechado.

Actualmente hay declarados 11 productores de briquetas en territorio español con una producción anual estimada en torno a las 100.000 toneladas. De todos ellos cabría destacar, IDERMA Generación, S.L., que dispone desde 2012 de una planta en la provincia de Zaragoza con una producción anual de 8.000 toneladas de briquetas de madera de alta calidad y que comercializa a través de la marca Brifuego.

¿Cómo se comercializan las briquetas en España?

Los formatos comerciales, en general, simulan leños de madera. En Europa se fabrican en forma cilíndrica, aunque en otras regiones del mundo se venden en formato hexagonal, octogonal o rectangular.

Chimenea y briquetas

Entre los principales fabricantes de briquetas en España los paquetes de 3, 6 y 11 kg briquetas son los comercialmente más utilizados. La presentación en formato plastificado es sin lugar a duda el más utilizado, seguido a mucha distancia de la caja de cartón y los big-bags.

Los principales puntos de venta de las briquetas suelen ser las estaciones de servicio, centros comerciales, centros de bricolaje y jardinería y ferreterías. No obstante cada vez más estos canales tradicionales son complementados, por los fabricantes, por ventas a través de Internet.

Escribe un comentario