Todos los presentes coincidieron en la necesidad de comunicar unas medidas hasta ahora algo desconocidas pero que cada día son más habituales. Y lo más curioso es que no sólo los hoteles están poniendo cada vez más en práctica actuaciones de este tipo, sino que a día de hoy también son demandadas por los propios clientes. La concienciación ciudadana ha llegado a tal punto que queremos que nuestra residencia de vacaciones también esté comprometida con el medio ambiente.

Entre las medidas que las cadenas hoteleras ya han puesto en marcha encontramos el uso de la iluminación LED. Con ella se evita la ‘expulsión’ a la atmósfera de toneladas de CO2. La domótica, por ejemplo, evita consumos innecesarios de electricidad. También se ha convertido en algo absolutamente cotidiano la separación de residuos y ya a nadie le sorprende que sus toallas y sábanas no sean sustituidas diariamente; el cliente es quien decide en función de su conciencia medioambiental.

El Jefe Técnico del Me Madrid, José Antonio Palau, explicaba en esta jornada informativa cómo su hotel se ha adaptado a todas estas medidas de eficiencia. Reconoce en este vídeo que, aunque al principio costó un poco, rápidamente todos los empleados se han identificado con la nueva manera de trabajar. Sin perder un ápice de calidad, se ayuda a proteger nuestro entorno. Beneficios que cada vez aprecia más gente.

Iluminación, ahorro de agua, reciclado, recogida selectiva de residuos, control de la climatización… Son algunas de las medidas que cada día pone en marcha el Hotel Me de Madrid y que quedan perfectamente reflejadas en la infografía. Como demuestran los números, nos encontramos ante un espectacular ahorro que satisface a la propia empresa, a sus clientes e incluso a los ciudadanos de a pie. Un perfecto ejemplo de la compatibilidad entre un producto de primerísimo nivel y el turismo sostenible.

Fuente: Flickr

Escribe un comentario