Construir un edificio bajo el mar desde donde observar la vida marina es una idea muy atractiva para todo viajero, y un auténtico reto para los arquitectos. En la actualidad, la mayoría de los hoteles submarinos que encontramos están en construcción, aunque algunos ya han adaptados sus instalaciones y estancias para ofrecer una experiencia única bajo el océano.

Uno de los proyectos más ambiciosos es Hydropolis, un lujoso hotel en construcción frente a la playa de Jumeirah, en Dubái. Sus 220 suites se construirán a 20 metros bajo el agua y sus grandes ventanales de vidrio ofrecerán espectaculares vistas desde la cama. El arquitecto alemán Joachim Hauser es el responsable de este proyecto que irá estructurado en tres partes: la recepción situada en tierra firme, un tren que viaja a través de un túnel de vidrio de 400 metros de longitud que conduce a los huéspedes hasta las habitaciones; y el complejo submarino en sí donde se encuentran las suites, restaurantes y demás estancias. Todo bajo el mar.

También en Dubái encontramos el proyecto Water Discus Hotel, un complejo lleno de lujos diseñado en varios niveles, uno en superficie, otro al nivel del mar y un tercero que incluye 21 habitaciones, el lobby y una piscina para bucear bajo el agua. Conrad Maldives Rangali Island también garantiza una experiencia de turismo azul única. Construido entre dos islas que se comunican a través de una pasarela, su restaurante Ithaa es un auténtico espectáculo por encontrarse bajo el agua y ofrecer una cena donde los acompañantes son los peces y animales marinos.

En una isla privada en Fiyi, descubrimos otro ambicioso proyecto submarino con suites construidas bajo las aguas del Pacífico: el Poseidon Undersea Resort. Rodeado por una laguna de 20 kilómetros cuadrados, aguas cristalinas y más de 5.000 arrecifes, el paisaje en el que se construirá es espectacular. Para disfrutar de él, cada habitación tendrá el 70 por ciento de sus paredes construidas de vidrio acrílico transparente y contará con un jardín privado de coral. Y en Florida, el Jule’s Undersea Lodge encontramos una cabaña que hace homenaje a Julio Verne. Situada a siete metros de profundidad en el Lago Key, para acceder a ella, hay que bucear entre peces tropicales, barracudas, esponjas y anémonas. ¿Preparados para la inmersión?

Fuentes: CNN Español | ARQHYS | Deep Ocean Technology | Conrad Hotels |

Escribe un comentario